Signos del zodiaco
Signos del zodiaco
De la Naturaleza a la Web
¡¡¡¡ URUGUAY, TIERRA MIA !!!!
LYRICS
PAGINA PRINCIPAL
Mis enlaces favoritos
ARIES

EL LIBIDINOSO ARIES ES UNO DE LOS SIGNOS MAS APASIONADOS E IMPETUOSOS EN SU PRESENCIA, LOS SENTIMIENTOS ENTRAN EN EBULLICION. LO DAN TODO POR CONSEGUIR LO QUE QUIEREN, Y NO CONCIBEN ESPERAR A QUE OTROS DEN EL PRIMER PASO. LES GUSTA EL SEXO BREVE E INTENSO.

La energía básica de un Aires, es capaz, egocéntrica y confiada. Cuando sientes deseo, lo que más te interesa es satisfacer tus propias necesidades de la forma más rápida y directa posible. Como signo cardinal de fuego, eres famoso por tu rápida seducción y tu pasión ardiente y bulliciosa. Los signos cardinales raramente aceptan un <<no>> por respuesta. Puede que en la búsqueda de la pareja ideal, el hombre Aires esté totalmente motivado por el deseo. La mujer Aries es igual de obcecada.

Tu signo está dominado por las sensaciones, por lo que disfrutas plenamente del sexo poco complicado. En general eres poco experto en el arte de la seducción lenta y sutil. Simplemente pides lo que quieres sin tener demasiado en cuenta las necesidades de tu pareja. Como signo de fuego, tu mejor cualidad es ser directo, y la peor, tu ruda impaciencia.

Como la mayoría de los signos de fuego, raramente estás en contacto con tu cuerpo. Lo usas para el sexo. Sin embargo... ¿ha estado el sexo alguna vez a la altura de tus fantasías? No lo estará mientras busques un orgasmo rápido. Debes aprender a prestar atención a las necesidades y los gustos de tu cuerpo, y a compartir tus experiencias con tu pareja.

Aries siente una urgencia que no permite demoras en la satisfacción inmediata del deseo. Al igual que el planeta que te gobierna, pretendes ser el vencedor en la batalla entre sexos. Buscas siempre emoción y excitación. Marte te empuja constantemente, por lo que disfrutas con la persecución. Es más, anhelas la conquista. No obstante, demasiada resistencia te hace abandonar y buscar la emoción en otra parte. Un Aries pocas veces se somete a la dominación. Necesitas <<mandar>> en todos los aspectos sexuales. Los Aries, poco sutiles, casi nunca se entregan a los juegos emocionales, pero sí a los sexuales..... siempre que sea el ganador.

Eres un atleta sexual ardientemente apasionado y extrovertido, o al menos eso crees. Ciertamente tienes un interés inicial por el sexo, pero ¿sabes mantenerlo? Uno de tus rasgos menos atractivos es que eres bueno empezando las cosas pero no terminándolas, algo típico de los signos cardinales. No te interesa construir las cosas gradualmente. La naturaleza de Aries es brusca e impaciente y elimina el juego preliminar prolongado. Aries prefiere el sexo de <<aquí te pillo, aquí te mato>>.

Si las cosas transcurren con demasiada lentitud o se vuelven repetitivas, perderás interés rápidamente. Y que nadie se atreva a reprochártelo. ¡Aries siempre tiene la razón! El ritmo que eliges es el correcto y poco te importan los sentimientos de los demás. Este egoísta enfoque sexual hace que veas las cosas sólo desde tu punto de vista, y comporta pocas relaciones duraderas. Muchas aventuras de Aries son como llamaradas ardientes: queman de forma espectacular pero luego se extinguen.

Te encanta flirtear. Es algo que satisface tu necesidad de estímulo constante y te ayuda a esquivar el compromiso que tanto te asusta. Cuando por fin te enamoras, y olvidas el deseo, surge la faceta romántica de tu naturaleza ardiente, aunque sigues siendo impetuoso y apasionado. Independientemente del grado de romanticismo, la pasión de un Aries está siempre vinculada al amor, por lo que quieres expresar tus sentimientos de una forma directa. Como corazón romántico, buscas el amor de tu vida. Cuando lo encuentras, esperas una vida de felicidad sin fin y de armonía. Desgraciadamente, tus ilusiones se verán defraudadas una y otra vez, pero siempre optimista, tu elemento de fuego no pierde nunca la esperanza.

Incluso cuando te enamoras, las declaraciones poéticas de dicho amor son poco habituales. No te importa decir <<te quiero>> de vez en cuando pero te resulta difícil explorar tus sentimientos más allá del momento. Eres un signo positivo y extrovertido, por lo que no tienes tendencia a reflexionar sobre los mecanismos que te impulsan.

A muchos Aries les gusta discutir para expresar su apasionada naturaleza. Pides perdón con sexo (no con flores). La pareja deberá adivinar hasta qué punto estás arrepentido.

Tu signo es bastante fiel, aunque si eres infiel, se lo contarás a tu pareja sin ningún tipo de tacto. Quizas debas aprender a escoger el momento el lugar de descargar impulsivamente las cosas para que la <<honestidad>> te haga sentir mejor.

Los hombres y mujeres Aries son bastante parecidos. La mujer Aries es tan libidinosa (lujuriosos) y directa como el hombre de este signo. Ambos quieren iniciar el sexo y su posición preferida es encima. Las dificultades pueden surgir si los otros signos consideran esa actitud demasiado <<mandona>>, cuando en realidad se trata de tu inclinación natural a tomar las riendas.

El signo de Aries está relacionado con la cabeza. A muchos Aries les gusta que les acaricien la cabeza, en especial la nuca o la frente. Pero si lo que buscas en pasión, debes concentrarte en el planeta que te gobierna, Marte, estrechamente relacionado con los órganos genitales. Estos, junto con los pezones, son tus principal fuente de pasión.

A Aries le gusta estar encima. Tienes la necesidad de llevar las riendas en todo.

Buscas encuentros sexuales poco complicados, libertas, pasión y autosatisfacción. Te hacen felices las personas que se toman la vida y el amor con tanto placer como tú. Aires necesita honestidad en las relaciones. No soportas los secretos ni las tácticas manipuladoras. Tu estilo sexual se verá completamente por alguien tan directo y franco como tú.

Dado que Marte rige tu signo, las pequeñas dosis de que te descubran haciendo el amor puede exitarte considerablemente. Una pareja que disfrute experimentando con nuevas posiciones, puntos erógenos, ropa interior erótica, látigos, etc., mantendrá tu interés más tiempo.

También tienes una vena romántica. Así pues, alguien que se moleste en hacerte regalos y en crear un ambiente erótico será muy bien acogido, sobre todo si de vez en cuando organiza una cita especial. Dada tu necesidad constante de estímulo, una persona que pueda sorprenderte mantendrá tu interés.

Aries no pude soportar la frustración de tener que esperar. Quieres sexo cuando te apetece, y punto. Tampoco te gusta que te digan lo que deber hacer, por lo que tu pareja deberá encontrar la manera de introducir novedades en tu vida sexual de forma directa pero no amenazadora. Las insistencias de tu pareja encontrarán muchas resistencias, por mucho que puedan contribuir a animar tu vida sexual.

Las insinuaciones vagas e indirectas te impresionará más bien poco. Las intrigas, lo secretos y los sigilos no te gustan nada. El disimulo y la diplomacia te resultan extremadamente difíciles. El compromiso es para ti un concepto extraño; antepones tus propias necesidades y esperas que los demás te sigan sin dudar. Aries no soporta tener que considerar a otras personas, ni tampoco los súbitos arranques emocionales.

La fantasía de Aries implica un fuego sexual inextinguible generado por ambas partes. Tu naturaleza es romántica y apasionada y por eso te atrae fuertemente la imagen del caballero de armadura reluciente saliendo a combatir al dragón y a rescatar a la infortunada damisela (o su equivalente moderno). Evidentemente, expresas el aprecio con ilusión y erotismo. La mujer Aires es la damisela que sale a rescatar a su caballero errante -es un ser valeroso que desea participar activamente en la fantasía.-.

No obstante, las fantasías de Aries pueden ser peligroso y eróticas. Algo de sadomasoquismo puede añadir entusiasmo a tu imaginación. Puede que a veces imagines que adoptas el papel pasivo, pero sólo para saber que se siente. Este es el atractivo de la fantasía: te permite abandonar durante un rato tu papel habitual. Por ejemplo, quizás te guste imaginar que te resistes a alguien que te fuerza al sexo y que no puedes rechazar.

Tu lugar favorito es sobre la alfombra, junto al fulgor; el asiento delantero del coche, o las escaleras... Aries es demasiado impaciente y atrevido para esperar llegar a la cama.

Te gusta los sitios algo peligrosos: quizás un ascensor, o la habitación donde se dejan los abrigos en una fiesta. Los espacios abiertos también atraen al deportivo Aries. Como signo de fuego, prefieres el calor. Así pues, hacer el amor al aire libre en una cálida noche de verano se ajusta a tu naturaleza enamoradiza, al igual que los lugares exóticos bajo el sol.

A Aries le gusta el sexo breve e intenso, y se aburre fácilmente. Por eso sus relaciones suelen reducirse a aventuras rápidas más que épicas. Pero cuando encuentra su verdadero amor, suele ser para toda la vida.

Si realmente te enamoras, puedes ser sorprendentemente celoso. Probablemente no tolerarás que tu pareja tenga una aventura. En cambio, puede que tú cedas a la tentación y esperes que tu pareja reconozca que eso no va a afectar vuestra duradera relación amorosa.

El temperamento de Aires es explosivo. No es un signo que acumule rencores. Al menor contratiempo, tiendes a marcharte, pero no tardes en volver. Tus enfados son poco duraderos, aunque tu pareja no debe esperar una disculpa. Aries no conoce el significado de la palabra <<perdón>>. Dado que para Aries todo e reduce al presene, éste espera que su pareja olvide los desacuerdos tan rápidamente como él.

Las relaciones de un Aries suelen terminar abruptamente. A pesar de muchas <<segundas oportunidades>>, de repente, un día la puerta se cierra y no vuelve a abrirse. Seguirás avanzando, o habrás entregado a un nuevo reto, más emocionante. Aries no es el más fiel de los signos, por lo que es posible que sientas de nuevo el deseo, o que te haya aburrido el esfuerzo por satisfacer las necesidades de otra persona. Una vez la relación ha terminado, tiendes a eliminar todo contacto. A tu signo le gusta desaparecer rápidamente; no mira hacia atrás con nostalgia pensando en lo que hubiera podido ser. El divorcio será rápido.

De tu signo opuesto, Libra, puedes aprender la manera de establecer una relación verdadera, y como el <<yo>> puede convertirse en <<nosotros>>. Puedes descubrir las posibilidades que ofrecen la demora de la satisfacción y la aceptación de compromisos, o aprender a apreciar la sensualidad tanto como la sexualidad y a disfrutar el erotismo y la fantasía que esconde tu corazón. Descubrir la manera de compartir los sentimientos, como haces con tu pasión, podría beneficiarte emocionalmente. Puede resultarte difícil, pero ganarías mucho compartiendo las emociones con alguien de confianza.

Se dice que Casanova fue el mejor amante de la historia. Era un genio en el arte de la seducción rápida y afirmaba que le bastaban 15 minutos para seducir prácticamente a cualquier mujer. Con tiempo, podía hacer que la dama suspira por él toda su vida. Evidentemente, era un Aries.

A Casanova le entusiasmaban las mujeres, de cualquier forma y medidas. Duquesas o campesinas, prostitutas o monjas, jóvenes o viejas: todas quedaban cautivadas. Dijo de sí mismo: <<La principal ocupación de mi vida ha sido cultivar los placeres de los sentidos. Eso es lo más importante para mí. Siento que he nacido para el sexo débil, siempre lo he amado y, a cambio, me han amado tantas veces como ha sido posible>>. El arrogante Casanova era un hombre atezado, de nariz aquilina, frente y barbilla hundidas; el nacimiento del pelo dibujaba un triángulo en su frente y tenía las típicas cejas de los Aries. No era guapo, pero irradiaba viribilidad y carisma sexual. Era un pícaro y un jugador. Y, evidentemente, era su consumada habilidad como amante lo que atraía a tantas mujeres.

Como muchos Aries, Casanova valoraba su libertad. No podría oír la palabra <<boda>> sin marearse, algo que no le privó de seducir a muchas mujeres y convenir a docenas de ellas -él afirmada cientos- en amantes suyas. Cuando sus sensacionales memorias sexuales fueron publicadas tras su muerte, la gente se negaba a creer que fueran ciertas: la indiscreción y la exageración son naturales en un Aries.

REGALOS INDICADOS
OBSEQUIOS SENSUALES / EROTICOS

Un coche llamativo
Inscripción a un gimnasio
Un fin de semana de aventura
Cualquier objeto de marca. Música fuerte y caliente
Objetos rojos
Un anillo de rubíes


GESTOS ROMANTICOS
AFRODISIACOS

Una rosa roja
Regalos personalizados Jengibre
Tomates
Motos potentes
Cuero

Imagen
TAURO

TAURO ES, CON DIFERENCIA, EL SIGNO MAS SENSUAL DE LOS SIGNOS. SU NATURALEZA ES APASIONADA Y POSEE UN FUERTE IMPULSO SEXUAL. LE GUSTAN LA GENTE Y LOS LUGARES BELLOS. SU CUERPO, RUDO Y SOLIDO, REZUMA SENSUALIDAD E INSPIRA DESEO, PERO DUDA A LA HORA DE ABANDONAR A UN POSIBLE AMANTE. PREFIERE SER ABORDADO.

Eres un signo cauto y práctico a causa de tu elemento fijo, la tierra. Tardas en reaccionar ante las señales sexuales más evidentes o tus propios deseos carnales. Pero cuando lo haces, llegas hasta el final.

A pesar de tu fuerte libido, no te dejas llevar por el deseo. Te gusta llevar una vida estable, ordenada, y tienes fama de posesivo. La vida sexual activa forma parte de una relación duradera. Una vez has iniciado la relación, enfocas el sexo de forma poco complicada. Lo disfrutas plenamente, pero no hasta el punto de excluir el resto. Si existe la oportunidad de practicar el sexo, lo das por supuesto, y te sientes frustrado si te lo niegan. De todos modos, no es probable que busques otra relación. Muchos Tauro prefieren las relaciones sin sexo por razones de seguridad.

Estás en estrecho contacto con tu cuerpo, y puede que pienses que el sexo las sensaciones físicas son lo único que importa. Si eres capaz de abandonar tus recelos a compartir sentimientos y fantasías, serás gratamente recompensado.

Tu signo está gobernado por el voluptuoso Venus, y por eso no puedes evitar interesarte por el sexo. Este erótico planeta llena tus sentidos de ávido deseo y te llama al placer carnal y a la satisfacción sensual. Y no obstante, tal como hemos visto, perteneces al elemento fijo tierra. Eres una extraña combinación de sensualidad venusiana y pragmatismo terrestre. Así pues, en el dormitorio de un Tauro encontramos sábanas de satén en una cama grande y cómoda. El armario está lleno de pijamas de seda, probablemente cubiertos por un cálido y práctico batín.

A Venus le gustan las caras bonitas; así pues, elegirás una pareja atractiva físicamente, aunque a la hora de escoger valores más otros factores, como por ejemplo la compatibilidad.

Tauro no es un signo que disfrute de las aventuras de una noche. Quieres llegar a conocer tu pareja y sentirte seguro antes de aventurarte en el reino de los sexual. Cuando por fin decides ir a la cama, lo planeas cuidadosamente. Tu técnica seductiva es lenta y sensual, pero tenaz y firme. Un Tauro casi nunca seda por venido fácilmente y persigue el objeto de su deseo con constancia. Los signos más débiles suelen ceder simplemente para encontrar un poco de paz. Entonces, se sorprenden al comprobar que su amante es indulgente y que sólo desea su placer.

A pesar de la influencia de Venus, puede que seas poco imaginativo, lo cual, combinado con tu gusto por los hábitos establecidos, puede hacerte caer en la rutina sexual. Tu actitud en la cama puede ser aburrida y predecible -a menos que tengas a Venus en Aries o Géminis, para animar las cosas-. Sin embargo, eres un maestro (o maestra) del juego preliminar y de la satisfacción sexual indolente. Cuando tu pareja te aprecia de verdad, tienes más posibilidades de perdurar que el resto de los signos.

Aunque eres un signo fijo, tu sensualidad y disfrute del contacto físico quizá te lleven a dejarte convencer y a ser más aventurero en la cama. La palabra clave es lentamente; si experimentas la más leve presión, pondrás el freno y te negarás a desviarte de tu rutina habitual.

Cuando te enamoras, lo haces de roma intensa y definitiva. Te comprometes para toda la vida. El amor es algo que un Tauro se toma muy seriamente. Querrás casarte. Consideras importante que la gente vea que estás enamorado y tu generoso espíritu hará que desees que otros compartan tu dicha. Un Tauro enamorado es tan sociable como amoroso. Invitarás a todos tus amigos a deliciosos banquetes para que conozcan a tu amor, y visitarás los objetivos artísticos que tanto valoras. Al enamorarte, te conviertes en una persona directa. El lado físico de tu relación es excelente, pero las emociones te confunden. Piensas que no hay más que lo que ves o lo que oyes. Por consiguiente, te desconciertan los juegos emocionales de otros signos. Esperas que la gente cumpla sus promesas, y si otros ocultan sus sentimientos, no tienes capacidad para descifrar lo que realmente sienten. Así pues, es fundamental que aprendas a comunicarte emocionalmente con tu pareja. Compartir sentimientos a través del contacto y la acción es un buen comienzo, pero también debes aprender a hablar.

Tu posible pareja debe prestar atención alas palabras y <<celos>> y <<posesión>>. Fiel hasta la muerte, exiges lo mismo a tu pareja. El flirteo está totalmente fuera de lugar, y la emancipación femenina todavía no ha entrado en la casa de un Tauro. Para un Tauro, las dos personas se convierten en una. Que la desgracia caiga sobre la pareja que desee libertad y espacio. Algunos signos aprecian el compromiso de Tauro, mientras que otros la consideran asfixiante.

Tauro es un signo negativo, y son quizás las mujeres Tauro las que se sienten más a gusto con su sensualidad innata. Muchos hombres Tauro subliman sus deseos sexuales con el trabajo, ya que carecen del atrevimiento para abordar posibles parejas y conquistas. A las mujeres Tauro, en cambio, les satisface esperar a que otro dé el primer paso.

Para un Tauro, la boca y las papilas gustativas son erógenas, así pues, los besos profundos son extremadamente eróticos para ellos. Pídele a tu pareja unos mordiscos suculentos para estimular tus sentidos.

Tauro está asociado a la garganta y al cuello. Te exita que te acaricien la parte delantera del cuello. Y como signo de Tierra, todo tu cuerpo es sensible al tacto. Así pues, si te acarician lentamente de arriba abajo, llegarás a experimentar paroxismos de placer.

Lo que más te gusta es tomarte tiempo. Tu ideal es un fin de semana entero de lento e ininterrumpido placer sexual y sensual.

Te conviene una pareja que te permita seguir tu propio ritmo, que disfrute aumentando la excitación pausadamente y goce con el juego previo y el poderoso clímax sexual de una Tauro. Si tu pareja te obliga a acelerar el ritmo, no te sientes a gusto. Por tanto, apreciarás la persona que preste atención a tus necesidades.

Con toda esta energía sexual, será conveniente comer algo mientras haces el amor, para reponer fuerzas. El tentempié debe ser lo más hedonístico posible el caviar o un buen helado activan tus sentidos.

Al hacer el amor, el tacto y el olfato desempeñan un papel importante para un Tauro.

Venus rige tu signo, y por eso tu sexualidad inherente te hace pasar horas felices acariciando y haciendo masajes a tu pareja, y recibiendo caricias a cambio. Te encantan la seda y los perfumes que estimulan tus sentidos, por lo que el uso de lociones y aceites puede resultarte muy placentero. No subestimes nunca la satisfacción sensual de una buena comida y un buen vino antes de hacer el amor.

Te disgusta profundamente que te apremien o que te fuercen a hacer algo. Si tu pareja es brusca o poco sensible, perderás fácilmente el interés, lo que puede desatar el famoso genio de los Tauro. La rudeza también repugna a este signo gobernado por Venus, que también aborrece la vulgaridad y sin embargo puede caer fácilmente en la ostentación.

Lo que más le disgusta a un Tauro es el cambio. El menor cambio en la rutina, incluso la introducción de una nueva postura excitante para su pareja, puede provocar su malestar.

Tauro siente también aversión a los riesgos. Así pues, te preocupa el sexo, seguro. La aventura rápida y espontánea no te va. Necesitas seguridad. El peligro es lo que más disgusta a este signo tan sensible.

Las fantasías de Tauro tienden a centrarse en la comodidad y la sensualidad, y a menudo incluyen la comida.

Una cama de oro y plata y dos metros de ancho en un harén e Túnez, cubierta de seda, satén y abundantes almohadas, se convierte en el nido de amor apropiado para el opulento Tauro, en este caso, un sultán y su sensual esposa, especialmente si les espera un banquete exótico y un baño perfumado. Tauro puede fantasear sobre lo mismo una y otra vez. Como fantasía, te permite alejarte de tu enfoque habitual de las cosas, e incluso puede que disfrutes llenando la cama con un harén entero, masculino o femenino, que regalará un cuerpo con todo tipo de atenciones.

No obstante, el planeta que te rige, Venus, también timen su cara oscuro, y no olvides que el sexual Escorpio es tu signo opuesto. Esta combinación podría proporcionarte fantasías eróticas oscuras, con un extraño vínculo entre el dolor y el placer. Lo cierto es que nunca revelarás este faceta de tu naturaleza. Esta fantasía sexual, al igual que todas tus huidas quiméricas, seguirá siendo un secreto bien guardado, y es improbable que lo pongas en práctica en la vida real.

En lo que se refiere a tus lugares favoritos, tal como decía un Tauro: <<Un saco es suficiente, siempre que sea un saco confortable>>. No obstante, normalmente prefieres una cama cómoda o un opulento sofá. Al hacer el amor, el tacto y el olfato desempeñan un papel importante.

Estás profundamente vinculado a la Madre Tierra; por tanto, ¿qué tal llevarse una manta y cesta de picnic a un lugar escogido durante una noche de verano? ¿Y una visita a un bello y conocido paraje donde nadie pueda molestarlos?

Tiendes a tener pocas aventuras de una sola noche, y eres fiel a tu único amor, por lo que tus relaciones son duraderas. Terminas las relaciones muy a tu pesar. Eres uno de los signos más fieles y te aferrarás a lo que valores.

Tauro es tenaz y valora el matrimonio. Por consiguiente, difícilmente se separará, aunque la relación ya implique camas separadas y el amor haya desaparecido. El divorcio es una solución poco probable para tu personalidad de ideas fijas. Si te ves forzado a la separación, lucharás hasta el final por la repartición de bienes.

Hay algo que un Tauro no perdona: la infidelidad. Guardarás un profundo rencor si te traicionan. Así pues, si tu pareja desea un desliz extramatrimonial, mejor que lo olvide.

De tu signo opuesto, Escorpio, puedes aprender mucho sobre cómo dominar las pasiones y superar los tabúes de la vida. Escorpio se lanza a lo que la mayoría de las Tauro teme especialmente en el terreno sexual. Escorpio es profundamente intuitivo y puede ofrecerte una nueva percepción de los sentimientos y las emociones, algo que permitirá que te abras a tu pareja. Como Tauro, tu mayor dificultad consiste en dejarte llevar y Escorpio es el experto del zodíaco en la <<pequeña muerte>> que representa un orgasmo, un abandono total que une a la pareja al nivel más profundo.

El ídolo cinematográfico Rodolfo Valentino, conocido como el Gran Amante, era Tauro. Sus ojos oscuros, provocativos y seductores, y su mágica sensualidad le convirtieron en el sueño de toda mujer. En la pantalla era un amante tórrido y experto. En la vida real era extremadamente flemático o insulso, aunque muy amable.

Empezó su carrera como pareja de baile para mujeres adineradas. Con su aire latino y la gracia propia de un Tauro, estaba óptimamente dotado para el lánguido y sexualmente estimulante tango. Fue contratado por cabarets de clase alta, como el Maxim's, y su función era tener contenta a la rica y aburrida clientela femenina. Aunque siempre negó haber sido un gigoló (algo que hubiera ofendido al sentido de la decencia de un Tauro), sus ricas admiradoras no dudaban en obsequiarle con camisas de seda, joyas y caros artículos de perfumería.

Tras convertirse en una famosa estrella de la pantalla, se casó con una preciosa actriz, muy fría y dominante, de la cual estaba profundamente enamorado. Durante su <<segunda luna de miel>> en Italia, Valentino se obsequió con abundante ropa interior de seda, pijamas, chaquetas de smoking acolchadas y camisas de seda natural. pero su matrimonio no funcionaba. el quería un hogar y una familia, y ella una carrera. Se divorciaron, algo que Valentino lamentó profundamente durante mucho tiempo. Nunca superó ese amor perdido.

Entre tanto se había convertido en la posesión más valiosa de los estudios cinematográficos que le representaban. Lo anunciaban como el hombre más erótico del mundo y aseguraban a sus admiradoras que pasaba horas leyendo antiguos libros de amor, de los cuales se suponía que había aprendido <<diez formas de placer infinito, prolongado indefinidamente hasta la eternidad>>. Un buen epitafio para un erótico Tauro.

REGALOS INDICADOS
OBSEQUIOS SENSUALES / EROTICOS

Un reloj de oro
Complementos de marca Ropa interior o camisas de seda
Ropa cómodo y batines de satén.
Lociones y aceites perfumados caros
Sábanas de satén


GESTOS ROMANTICOS
AFRODISIACOS

Chocolate de gran calidad
Perfumes con una atractiva presentación
Canciones de amor
Una cena exquisita Trufas
Almizcle
Música soul
Chocolate belga.



Imagen
GEMINIS

GEMINIS BUSCA SIN CESAR NUEVAS EMOCIONES, NO SE DETIENE NUNCA. BAILE CON UNA PAREJA TRAS OTRA EN UNA COMPLICADA Y SEXUAL DANZA. SU NECESIDAD DE COMUNICACION LE EXIGE UN MOVIMIENTO CONTINUO. PARA GEMINIS, EL SEXO ES UNA ACTIVIDAD INTELECTUAL. PUEDE QUE DISFRUTE HABLANDO SOBRE SENTIMIENTOS, PERO NO LOS NECESITA.

Lo máximo que puedes esperar de tus sociables contactos sexuales es un frío afecto. Quizá dejes escapar el momento del deseo, pero tu estilo es más bien el del amor ocasional. Seduces a los vulnerables e impresionables con tus maliciosas palabras. Les haces creer que viven su mejor aventura y cuando los tienes engañados, te enamoras tú mismo o bien te esfumas.

Uno de tus mayores problemas en las relaciones es llegar a comprender lo que sienten los demás. Puedes ser tan insensible a los sentimientos ajenos que defraudas las esperanzas de los demás sin pensar y sin ni tan siquiera darte cuenta. Para remediarlo, debes escuchar además de hablar. A menudo asumes que el resto de la gente siente lo mismo que tú. Te preguntas: ¿Cómo pueden ser diferentes? Una asunción poco clara, puesto que ni tú mismo sabes lo que sientes de un momento a otro. Además, debes tener en cuenta que otros signos son más emocionales y románticos que tú.

El planeta que te gobierna. Mercurio, es el responsable de tus rápidos discursos y actos. Representa un carácter astuto y retorcido, de lengua caprichosa y alas en lo pies. Resulta imposible atarle. En realidad, no es distinto a ti.

Mercurio confiere un encanto juvenil y un eterno deseo de avanzar. Puede hacer bailar a los demás a su alrededor con palabras melosas y falsas promesas. Cuando le descubren, se limita a reír y a esfumarse. Mercurio es irresponsable y nunca se queda para afrontar las consecuencias de sus actos. Es también Mercurio quien confiere a Géminis su curiosidad insaciable, sus reacciones insospechadas y su naturaleza cambiante. Por tanto, cuando mantienes varias relaciones superficiales a la vez, es obra de Mercurio. Pero no confíes en él. Mercurio, al igual que Géminis, nunca está donde le dejaste.

Géminis valora la amistad por encima del amor. Lograr que te impliques en la actividad sexual puede ser complicado, aunque puedes abandonarte al sexo ocasional por amistad. A veces apuestas por el sexo cuando lo que realmente buscas es compañía, ya que te resulta difícil distinguir entre los dos.

Nunca dejas de hablar, esa es tu mayor distracción. Pero te gusta la idea del sexo -sobre todo hablar de él- y el desafío que representa convencer a alguien para que se acueste contigo sin que apenas se dé cuenta. Como signo mutable de aire, tu inventiva sexual y tus elaboradas fantasías pueden sorprender a otros signos menos emprendedores.

Tu naturaleza es la del flirteo. Incluso los Géminis de más edad intentarán atraer a una chica bonita o a un hombre interesante, o a ambos a la vez. El flirteo es una vía de escape para tu mente ágil y tu rápida agudeza, cualidades sumamente útiles para una huida apresurada. Flirtear con una persona atractiva puede absorber tu atención durante más tiempo que muchas otras actividades. En ese caso, si no llegas pronto a la cama, perderás el interés y cambiarás de objetivo. O simplemente para cambiar, puedes adoptar una opinión totalmente contraria a la que has estado exponiendo a gritos.

Cuando por fin te enamoras, es de alguien con quien conectas mentalmente, con quien te diviertes, puesto que para un Géminis eso es mucho más importante que el intercambio emocional. Quieres un amigo, un compañero, además de una amante. Alguien que esté en la misma longitud de onda que tú. Y dado que para ti las emociones son un territorio extraño, puedes pasar horas hablando de cómo te sientes, pero raramente de dejarás llevar y experimentarás dichos sentimientos. Tampoco te satisface conectar con tu cuerpo para disfrutar las sensaciones del sexo. Así pues, a pesar de tu intimidad verbal, tu relación carecerá de la profundidad que aportan los sentimientos compartidos y las sensaciones físicas.

En el amor, quizás expreses tu faceta romántica comprando rosas rojas o escribiendo poemas que loen tu amor eterno. Por supuesto, pasarás horas al teléfono hablando con la persona amada, pero ¿te comprometerás? Bueno, eso es otra historia. Necesitarás tiempo para sacar el tema a colación, pero muy poco para desdecirte de tu amor. Aunque pienses que estás profundamente enamorado, el tiempo puede demostrarte que estabas enamorado de la idea de estar enamorado y no de la realidad.

Tu principal zona erótica se encuentra entre las orejas. No hay duda de que lo que realmente excita a un Géminis es fantasear y pensar en el sexo. Hablar, ya sea de dulces nimiezas o de algo sucio, también te resulta erótico. Te alimentas de palabras e ideas.

Para ti, toda la cabeza es una zona erótica. Te gusta que te acaricien la cabeza, cerca del pelo o en la nuca, y que continúen hacia los hombros y brazos.

Aunque no te gusta que te estrechen la mano con fuerza, las caricias leves en la mano te excita, al igual que los besos o los mordisqueos en la palma de la mano y en los dedos. Las orejas también pueden resultarte eróticas y sensuales: la exploración de lengua puede proporcionarte un dulce placer.

A Géminis le gustan las fantasías y soñar despierto con el sexo, hasta tal punto que quizás llegue a preferir eso a tener a alguien con quien hacerlas realidad. Puesto que tu signo es dual, puedes tener una feliz relación contigo mismo, durante un breve espacio de tiempo.

A los Géminis les gusta reír. Tus bromas pueden ser sarcásticas pero tienes buen humor y aprecias a la persona que da lo mejor de sí misma.

Dado que eres tan cambiante, es difícil adivinar con exactitud lo que te va a gustar, ya que al cabo de un rato puede ser una cosa completamente distinta. Tu aversión por lo aburrido es legendaria, por lo que tu pareja sexual debe ser voluntariosa y estar dispuesta a probarlo todo -por muy anatómicamente imposible que parezca-, mientras discute sobre el último libro, film o cotilleo.

A Géminis también le gustan los juegos: sexuales, de palabras... de cualquier tipo. Así pues, si puedes convertir el sexo en juego, nunca te aburrirás. Pero si deseas disfrutar de actividades carnales que te satisfagan plenamente, tendrás que permanecer en tu cuerpo durante un tiempo.

Si vas a entregarte a algo puramente físico, te complacerá que tu pareja sea suave: suaves toques, rápidas caricias, ligeros y agradables besos. Eso es lo que excita a un Géminis.

Y no lo olvides, Géminis es un signo dual. Puede que le satisfaga probar un trío en la cama para animar un poco las cosas.

Hablas también con las manos. Por esta razón, una de las cosas que más te desagrada es que te sujeten las manos firmemente. Sientes claustrofobia, a menos que se trate de alguien con quien tiene mucha confianza. Sin embargo, incluso en este caso te crispará ir siempre cogidito de la mano.

Tampoco te gusta que te toquen los pies, ya que te hace bajar las nubes. Y si hay un sitio en el que no te guste estar, es en tierra firme.

Otra de las cosas que te disgusta es estar ligado, de cualquier forma. Necesitas mucha libertad e independencia. Si tu inagotable energía se ve anclada demasiado tiempo en un lugar o en una relación, tus niveles de estrés alcanzan proporciones insoportables.

Eres el signo más dado a la fantasía y a la vívida imaginación. Las fantasías de Géminis no tienen límites. Tu mente es inventiva y nunca agota las ideas. Puede que tus fantasías te atrapen de tal manera que olvides las relaciones. Tu pareja imaginaria es, en cierto modo, más gratificante que la de la vida real.

Te aburres muy fácilmente, y por eso necesitas fantasías intelectuales estimulantes que ocupen tu mente y que al mismo tiempo den rienda suelta a tu vívida imaginación erótica. ¿Y si escribieras el segundo volumen del Kama Sutra? Esta idea te mantendrá entretenido durante una o dos horas. Con tu versatilidad e ingenio, sería toda una hazaña.

También disfrutas imaginando sexo salvaje, aunque sólo sea para varias, y orgías, para ver qué siente. E tu fértil imaginación hay lugar para todo.

El lugar ideal para encontrar a un Géminis es la columna de sociedad de un periódico de renombre. O el dormitorio para invitados, o el armario ropero en esa fiesta a la que se supone que asistirás, o bien detrás de las estanterías de una biblioteca. O encima (o debajo) de un escritorio... O en un bar selecto, o de solteros, o en una cafetería. Cualquier lugar con público, puesto que la seducción verbal no precisa intimidad. Y es que Géminis tiene algo de exhibicionista.

El cuartito del material de oficina ha acogido más de una cita amorosa de Géminis. Algunos de los Géminis más ágiles puede que estén dispuestos a probar la cuerda floja o la hamaca, o cualquier cosa que esté por encima del suelo.

El lema de un Géminis al terminar una relación es <<déjalos con una sonrisa>>. De este modo, esperas que la gente no se entere hasta que hayas desaparecido. Géminis domina de forma innata el arte de la huida rápida. Odiarías meterte en cualquier problema, o tener que dar explicaciones. Te escurres por la puerta y dejas una nota para que la lea tu desconcertada pareja y se pregunte: <<¿Qué he hecho?>>. Probablemente, la respuesta sea <<nada>>. Simplemente te aburriste, o viste otra cara bonita, o encontraste un objetivo más tentador. O simplemente te apeteció. Así pues decidiste ir a por una nueva experiencia. Otro de los lemas de un Géminis es: <<No mires nunca hacia atrás>> (Géminis cuanta con lemas para cualquier ocasión imaginable).

Si te molestaste en casarte, puede que un divorcio rápido esté en camino. Te disgusta estar atado al pasado, y no soportas la acritud. Prefieres dárselo todo a tu pareja antes que discutir sobre bienes materiales -a excepción de tus libros y discos, está claro-. En estas cuestiones, un Géminis luchará amargamente por las palabras, o con ellas.

Muchas de tus parejas te recordarán con afecto. Después de todo, se lo pasaron estupendamente y se divirtieron mucho. La vida era divertida contigo.

Sagitario, tu signo opuesto, enfoca las relaciones de una forma muy parecida. A ambos os gusta ser sociables, divertidos y ser libres. Pero Sagitario alcanza una profundidad de la que tu careces. En lugar de entregarse al flirteo y enfocar las relaciones con la actitud ligeramente cínica de que <<si esta no funciona, pronto habrá otra>>, a Sagitario le preocupa lo que ello significa. ¿Qué es eso del amor, del que todo el mundo habla? ¿Qué relación tiene con el sexo? ¿Cómo te sientes cuando el amor te arrastra? Podrías preguntarte lo mismo. Sagitario puede enseñarte a desprenderte de tu faceta cínica. Si crees en el amor, es más probable que lo sientas.

Durante años, el objetivo principal de la estrella Joan Collins fue aparecer lo más atractiva posible y conseguir la máxima publicidad posible. Se la fotografío flirteando animadamente con hombre atractivos y apareció en todas las revistas del corazón. Pero, fiel a su naturaleza Géminis, nadie supo si era cierto o era ficción.

Al madurar, Joan se hizo famosa como la seductora Alexis en la serie televisiva Dinastía. Posteriormente se dedicó a escribir. También hizo carrera en los programas de entrevistas. Son papeles ideales para un Géminis versátil. El resultado fue que nadie sabía con seguridad qué parte de su tumultuosa personalidad era real y qué parte era pura actuación. Siendo Géminis, probablemente no lo sabía ni ella misma.

Se casó y divorció cuatro veces, una trayectoria típica de este signo tan inquieto. Ya de cierta edad, era aún muy deseable y lucía a sus jóvenes amantes por todas partes. Se convirtió en un modelo para las mujeres de edad madura de todo el mundo. También los hombres deseaban aquel carácter erótico y sexual que exhibía. Fue el objeto de muchas fantasías. Como rasgo típico de un Géminis, encontró una edad que le convenía y allí permaneció.

Cuando empezó a escribir, desató su imaginación, de una intensa carga sexual, ante el público. Los Géminis suelen preferir pensar o escribir sobre sexo que practicarlo. La fantástica imaginación de Géminis puede reproducir encuentros sexuales muchos mejores que en la vida real con explícitos y estimulantes detalles. Si a ello se le añaden algunas habladurías típicas de Mercurio y algo de prosa salaz, tendremos un bestseller en las manos.

REGALOS INDICADOS
OBSEQUIOS SENSUALES / EROTICOS

Joyas, sobre todo anillos
Una botella de ginebra (o dos)
CDs de jazz
Un teléfono móvil
Un reproductor de CDs portátil.
Una cámara digital remota. Libros, libros y más libros eróticos
Cualquier artículo sexual
Un video erótico (estrictamente para su estudio).


GESTOS ROMANTICOS
AFRODISIACOS

Entradas para la última fila del cine Literatura erótica
Hablar de sexo
Ginebra
Uniformes escolares



imagen
CANCER

¿HAS OBSERVADO ALGUNA VEZ A UN CANGREJO? NUNCA SE ACERCA A SU DESTINO DE FORMA DIRECTA, PREFIERE MOVERSE DE LADO. TU APROXIMACION AL SEXO Y A LA SEDUCCION ES SIMILAR. BAJO UN CAPARAZON DE INDIFERENCIA APARENTE SE ESCONDE TU INTERIOR APASIONADO. Y CUANDO AGARRAS ALGO CON TUS PINZAS, DIFÍCILMENTE LO SUELTAS.

La Luna rige tu signo, y por eso eres de temperamento cambiante, sensible y vulnerable. Bajo la demostración exterior de sofisticación sexual hay un tierno corazón que teme ser herido. No revelas tus sentimientos fácilmente y haces todo lo posible para evitar que te rompan el corazón. A veces, ello implica la construcción de una valla impenetrable a tu alrededor. Al igual que ocurre con todos los elementos de agua, el sexo puede estar oculto detrás de estrategias emocionales manipuladoras destinadas a reforzar tu confianza. Sin embargo, eres un signo cardinal, lo cual significa que te gusta iniciar la actividad sexual.

Quizás tus estratagemas emocionales sólo reflejan una susceptibilidad innata, aunque también podría tratarse de juegos emocionales que planteas a tu pareja para que te ofrezca aquello que te hace sentir seguro. Tu estado de ánimo cambia con mucha rapidez, por ejemplo, después de un <<esta noche no, cariño, me duele la cabeza>> puede seguir un reproche mohíno del tipo <<¿es que ya no me quieres>> si tu pareja decide acceder a tu petición y dejarte en paz. Es entonces cuando del caparazón surge la sirena que tratará de satisfacer por todos los medios las fantasías eróticas de su desconcertada pareja.

Como eres un signo de agua puedes reflejar las emociones de la persona amada. La Luna te ayuda a intensificar esta cualidad y a convertirla en un arte, hasta el punto que tu pareja no notará que sólo estás devolviendo los sentimientos al sitio de donde partieron y creerá que es lo que sientes en realidad. El efecto de esta estrategia suele ser muy apreciado.

Debes tus cambios de humor a tu susceptibilidad a la Luna. Probablemente ya te habrá dado cuenta que eres un ser cíclico. A veces necesitas salir al mundo y otras necesitas estar a solas, según la luna sea creciente o menguante.

Cáncer es un signo con un poderoso impulso de dar a la gente lo que necesita. Tu estilo sexual consiste en dar afecto, preocuparte por tu pareja y compartir. Sientes la necesidad de cuidad de tu pareja. Puede que tengas aventuras ocasionales más por compasión que por deseo, aunque este último puede motivarte también. Si con tu amabilidad seduces a alguien para que se acueste contigo luego querrás que funcione, ya que no quieres ofender a nadie. Dado que eres tan vulnerable emocionalmente, tiendes a asumir que las otras personas también lo son. Quizás la lección más importante que debes aprender con respecto a las relaciones es que la mayoría de la gente se recupera rápidamente cuando se trata de deseo, y probablemente tarda más cuando se trata de amor. Pero a pesar de todo, incluso un Cáncer de tierno corazón puede sobrevivir al fin de una relación. Tu maquillaje cardinal esconde un buen grado de impalpabilidad.

Cáncer está dominado por el deseo de proteger a los demás, algo que puede conducirle a la posesividad sexual. Los hombre y las mujeres Cáncer tienden a desempeñar el papel de <<mamá>> ante sus parejas. A veces, tratas a tu pareja como a un niño y la vigilas de cerca. Este tipo de actitud puede impregnar tu relación de matices incestuosos. Así pues, si tu pareja parece incómoda, puede que valga la pena comprobar si tu deseo de proteger a los demás hace que te parezcas demasiado a una madre.

Tu signo es sentimental y romántico. Cuando te enamoras, lo quieres todo: corazones, flores y una gran boda de blanco. Eres una persona táctil, por eso necesitas abundantes besos y abrazos.

Tu pareja debe sintonizar emocionalmente contigo. Si compartes tus sentimientos con ella, se sentirá increíblemente satisfecha y comprendida. En realidad, eso es lo que tú esperas de la persona que amas.

Cuando te enamoras, tu principal problema es la hipersensibilidad. Eres una persona celosa y posesiva. Quieres que todo el amor de tu pareja sea para ti, puesto que ello te hace sentir seguro y te convence de que te aman. Tu personalidad vulnerable hace que necesites seguridad constantemente. Si tu pareja comprende esta necesidad, la relación avanzará de forma muy tranquila. Tu pareja debe aceptar también tu deseo periódico de intimidad y silencio. Necesitas tiempo para soñar, para caer en el ensueño, para explorar tus emociones. Ello no significa que ames a tu pareja, pero debes aprender a expresar tu necesidad de forma que la persona amada no se sienta excluida.

Ansías alimentar a tu pareja y pasas mucho tiempo en la cocina. Los Cáncer son cocineros excelentes que muestran su amor ofreciendo comida a los seres queridos a todas horas.

Cáncer gobierno el pecho y el estómago, por lo que éstas son tus zonas erógenas. Sin embargo, duda tu vulnerabilidad, puedes sentirte amenazado si alguien se acerca a estas partes del cuerpo. Tu pareja no debería dirigirse directamente a estas zonas. Deja que te exciten primero con abundancia de besos apasionados. Entonces, si poco a poco te acarician el estómago, sentirás cómo aumenta tu deseo.

Los pezones son muy sensibles al tacto, tanto en los hombres como en las mujeres Cáncer. Así pues, una pareja que te trate con suavidad tiene más probabilidades de excitarte que ora que te dedique caricias o mordiscos dolorosos. A la mayoría de los hombres Cáncer les gusta que les acaricien el pecho muy suavemente con las yemas de los dedos o con la palma de la mano. Las mujeres Cáncer prefieren que les acaricien os pechos con mucha suavidad.

Eres un signo táctil y por eso te gusta besar y abrazar. Estrecharte contra la persona que amas te hace sentir bien. Cáncer es un campeón en dar la mano: anda de la mano de su pareja y pasa horas en el banco de un parque, sobre toda a la luz de la luna, abrazado a ella.

Lo que más necesita Cáncer es sentirse protegido por alguien que comparta su longitud de onda. Es entonces cuando se atreve a dar rienda suelta a sus deseos eróticos.

A Cáncer le gusta sentirse amado y protegido, del mismo modo que protege y ama a su compañero. Cuando se da el caso, disfrutas de los sensuales festines de tu cuerpo y el de tu pareja. Probablemente, la pintura comestible para el cuerpo fue concebida pensando en los Cáncer, aunque ellos ya preferían los deliciosos melocotones o las fresas con nata mucho antes de que el marketing se hiciera con la idea.

La conexión de Cáncer con el estómago hace que disfrute de una buena comida, especialmente a la luz de la velas, solitaria y romántica, para poder mirar fijamente a tu pareja. No subestimes el placer erótico de dar de comer a tu pareja los más suculentos bocados.

Lo que más te desagrada es que te invadan la intimidad. Te repugnan los amantes rudos que quieres forzarte a intimar demasiado de prisa, así como aquellos que pretender hacerte compartir sus fantasías en la primera cita.

El peligro también apaga tu deseo. Necesitas experimentar seguridad antes de aventurarte en el terreno amatorio. Puede que un beso te parezca bien, pero no querrás ir mucho más allá mientras estés al descubierto o si existe la posibilidad de que te descubran.

Para Cáncer, la fantasía ideal sería un fresco oasis brillando en un desierto lleno de fragancias, bajo una luna llena y unos ojos seductores, una atracción irresistible.... Sea cuál sea tu papel en esta romántica fantasía, seguro que terminará con una escena de sexo tórrido y amor verdadero.. para siempre jamás.

Como signo de agua, Cáncer es soñador y posee una vívida imaginación, aunque tiende a esconder su fantasía y a compartirla únicamente con los amantes más íntimos. Como signo cardinal, sus fantasías son activas, épicas. Inicia el sexo y controla la escena. Como signo negativo de agua, es pasivo y lánguido.

Pero para Cáncer, la fantasía no es únicamente mental. Es un acontecimiento emocional, como el sexo. Para que la fantasía fructifique, tus emociones deben estar muy implicadas en ella. El ambiente debe atraerte y sacar a la superficie todos tus sentimientos ocultos. Esta es la función de la fantasía: que airees los sentimientos y emociones que normalmente no revelas en tu vida amorosa cotidiana, y que representes escenas en tu imaginación que nunca en la vida te atreverías a realizar. La fantasía es un escape para todas aquellas oscuras emociones que casi no te atreves a admitir, ni siquiera ante ti mismo, que existe dentro de ti.

Un romántico escondite en la playa es tu nido de amor favorito, especialmente si está bien provisto de almohadas y mantas para acurrucarte y abundancia de comida para ir mordisqueando. Una de las actividades preferidas de un Cáncer es nadar, por lo que hacer el amor cerca o dentro del agua calma tu espíritu. Sin duda, ya debes haber descubierto las delicias de una ducha o un baño compartido con tu pareja. Una sauna o un baño turco probablemente sean demasiado calurosos para tu sensible piel, pero un buen baño con sal como hacían antaño es ideal.

Aun así, los Cáncer son felices quedándose en casa, delante del fuego o yendo a la cama (de agua, por supuesto) temprano. Tu hogar está donde está tu corazón.

Eres uno de los signos más fieles y por tanto es improbable que rompas tu relación por una aventura pasajera, aunque puedes tenerlas incidentalmente. Si tu pareja te es fiel, la perdonarás por el bien de la familia.

Lo último que deseas haces es dejar una relación. Incluso cuando sabes que funciona, tu corazón no quiere herir a tu pareja forzando una ruptura. Cuando es tu pareja la que decide dejarte, sientes un gran dolor. Tu signo es muy sentimental y tiendes a recordar el pasado y a suspirar por lo que hubiera podido ser.

Si has pasado por el altar, no querrás divorciarte. Valores el matrimonio, en especial si tienes una familia. La promesa de estar al lado de tu pareja en la enfermedad y en la salud, en la riqueza y en la pobreza, significa mucho para ti.

Tu mayor trauma es tener que dejar el hogar. Una ruptura será mucho menos dolorosa si puedes seguir viviendo en la misma casa. Las mudanzas te provocan inseguridad.

Capricornio es un signo frío y poco sentimental, al menos desde el punto de vista de un Cáncer. No obstante, puedes aprender mucho de tu opuesto sobre cómo controlar tu excesiva emotividad y tu tendencia a los cambios de humor. Capricornio no deja nunca que los sentimientos obstaculicen su camino. Bajo la influencia de este disciplinado signo, la sensación de seguridad e independencia será mucho mayor.

La habilidad de Capricornio para alejarse del pasado puede ayudarte a vencer tu necesidad de agarrarte a él, y su humor negro puede liberarte de tu autocompasión y darte autoconfianza.

Rose Kennedy era la matriarca de clan Kennedy y la madre de John F. Kennedy, presidente de EEUU. Dominaba su extensa prole con una determinación de acero. Su reputación de familia unida es legendaria. Cuando algún miembro necesitaba ayuda, los demás acudían. Huelga decir que Rose Kennedy era una madre Cáncer.

Lo que no es tan sabido es que su marido, embajador, le era constantemente infiel. A pesar de ello, siguió a su lado y mantuvo las grietas de su matrimonio en secreto. Después de todo, Joe Kennedy era el hombre del que se había enamorado de joven y con el que se casó a pesar de la oposición de su familia. Al casarse con ella, Joe adquirió una posición social superior a la suya. Parecía un matrimonio perfecto. En público, Rose era la esposa ideal. En privado, casi nunca veía a su mujeriego marido.

Joe, un Piscis, se casó con Roe porque le recordaba a su madre. Podía estar orgulloso de tenerla por esposa, pero para él había dos clases de mujeres: la madre, las hermanas y la mujer con la que te casabas; y las mujeres con las que pasabas un buen rato.

Una vez casado con el primer tipo de mujer, Joe no vio la necesidad de dejar de divertirse con el segundo. Iba al teatro con amigos e intimaba con actrices. Además, no lo mantenía en secreto ante Rose. Su vida era así, y como esposa católica, no podía quejarse.

Rose transmitió su inmensa energía a su familia. Durante algún tiempo vivió separada de Joe, aunque mantenía las apariencias. Mientras él era senador en Washington, ella siguió educando a sus hijos en Bostn. No obstante, a petición de Rose, Joe pasaba las vacaciones en la casa familiar. Para el mundo exterior, era una familia unida. Una esposa y madre Cáncer nunca lo haría de otra forma.


REGALOS INDICADOS
OBSEQUIOS SENSUALES / EROTICOS

Melocotones amarillos bañados en coñac
Antiguedades
Una bola de cristal Un libro de cocina afrodisíaca


GESTOS ROMANTICOS
AFRODISIACOS

Perlas
Canciones de amor sentimentales
Flores blancas de fragancias deliciosas
Una fotografía enmarcada de los dos Aguacates
La luz de la luna
Marisco
Uva

imagen
LEO

LEO ES EL REY NATURAL DEL ZODIACO. LE ENCANTA SER EL CENTRO DE ATENCION Y ENAMORARSE, ALGO QUE NO LE RESULTA DIFICIL AL ESTAR GOBERNADO POR EL SOL Y SER DE NATURALEZA AFECTUOSA. COMO SIGNO DE FUEGO, ES APASIONADO EN SOBREMANERA Y MUY EXIGENTE CON EL SEXO. ES UN AMANTE CONFIADO Y SEGURO DE SI MISMO.

El elemento fijo, el fuego, hace que Leo sea mucho menos agresivo a la hora de iniciar el sexo que otros elementos de fuego. Raramente persigues a alguien, prefieres usar tu ardor para ejercer un magnetismo que atrae a la gente hacia ti. Los demás tienen tendencia a fijarse en ti. Eres teatral y rebosas vitalidad y dinamismo, como un cachorro de león. Sin embargo, a diferencia de un cachorro, despides una fuerza sexual irresistible que atrae a todo el mundo a una órbita de fascinacíon a tu alrededor. Te gustan los juegos de poder y elaboras juegos emocionales que estimulan tu ego.

Eres una dínamo sexual y te entregas de lleno al erotismo. Esta cualidad fija te permite temperar la espontaneidad del elemento de fuego, por lo que tu impulso sexual es fuerte y firme. Puedes retrasar la obtención de la recompensa a favor de otras más interesantes. Te gusta jugar fuerte, aunque lamentablemente algunos de tus juegos se asemejan al del gato que persigue al ratón. ¡Pobre del que se atreva a herir tu orgullo real! Te parece bien hacer el payaso como parte de las travesuras sexuales, pero valoras la dignidad muy por encima de la pasión, algo que tu pareja descubrirá si se pasa de la raya.

Debes tu ardiente y entusiasta personalidad y tu gran vitalidad al Sol, el astro que te gobierna. Esta es la fuente de tu entusiasmo sin límites y tu goce por la vida, especialmente en materia sexual. Para ti, el acto de amor es una expresión de tu personalidad. El Sol te confiere generosidad de espíritu y opiniones firmes (aunque es el elemento fijo el que hace tan difícil que cambies de opinión una vez has decidido).

Al igual que el Sol, posees una gran energía. Y, como el Sol, puedes llegar a quemar a los pobres mortales que no están a la altura de tu fuerte libido. En todos los asuntos carnales, debes procurar no ser tú el que encienda tu propia pira.

Sientes una fuerte necesidad de ser especial, de sobresalir entre la multitud, de que te reconozcan por lo que eres. Cuando sientes el impulso de buscar nuevas sensaciones y nuevos admiradores, tu motivación es encontrar a alguien que crea que eres diferente. Quieres brillar. Cuando encuentras una pareja, irradias todo el calor del Sol para que se sienta muy especial.

Tu signo posee uno de los impulsos sexuales más fuertes y una de las tendencias más impetuosas a expresarse. Por eso, como amante rezumas versatilidad y creatividad. Aunque no fuerzas tus relaciones con la gente (tendrás un montón de voluntarios), sí fuerzas la satisfacción de tus necesidades. Estás muy en contacto con tu faceta carnal y no dudas en expresarla de forma apasionada y con inventiva. Te encanta el teatro y deseas expresar gráficamente tus fantasías eróticas, algo que puede sorprender a otros signos más reservados. Puede que te acusen de actuar como una diva, seas hombre o mujer, pero el calor de tu afecto y el entusiasmo con el que te entregas al sexo acaba persuadiendo a una amante de que el sexo con un Leo es algo especial.

Como todos los signos de fuego, cuando Leo sobrepasa el deseo y se enamora, entonces emerge su naturaleza romántica. No te sorprendas si de repente sientes la necesidad de comprar flores o regalos caros para la persona amada. Puede que incluso quieras hacer apasionadas declaraciones de amor. Los Leo son actores natos y, aparentemente, el amor saca a relucir su faceta extravagante y poética. Quieres expresar tu amor con sexo apasionado e intenso y dar floridas muestras de tus sentimientos. Como tienes algo de exhibicionista, sentirás el impulso de exhibir a tu amante ante todos tus amigos y de que te vean en los mejores locales. Aunque ello beneficia tu ego, ésta no es la única razón de las lujosas cenas o de las salidas a la ópera. Quieres que todo el mundo ame a la persona que amas y que comparta el placer que te produce estar junto a ella. Así es como demuestras el amor.

Como elemento fijo, eres leal y constante en el amor. Sin embargo, puede que te enamores varias veces antes de encontrar a tu pareja ideal. Además, confundirás deseo y amor con toda seguridad. Como signo de fuego, tiendes a entregarte rápidamente, y enamorarte te resulta fácil. Cuando te das cuenta de tu error, lo sumas a tu experiencia y empiezas de nuevo. Siempre optimista, tiene la seguridad de que pronto aparecerá otro amante.

Tu pareja deberá ser un compañero de juegos y un amigo, puesto que el sexo por sí solo no es suficiente para manteneros juntos ­aunque por un tiempo puede que te engañes y pienses que sí-. Cuando encuentras a tu media naranja, le ofrecerás lealtad y generosidad.

Te encanta que te acaricien la espalda, en especial la zona cercana al final de la columna (a los gatos también les gusta que les rasquen esa parte). Si tu pareja te da masajes o recorre tu espalda con la uñas, ronronearás de placer. También disfrutas cuando te lavan la espalda con un cepillo de púas o con una esponja áspera para estimular la piel, especialmente si tu pareja se concentra en la parte inferior de la columna.

A Leo le encanta ser el centro de la atención. Así pues, lo que te excita más que cualquier otra cosa y te hace feliz es que tu pareja se concentre únicamente en ti. Adoras los regalos ­cuanto más caros y ostentosos mejor-, aunque una simple rosa roja puede hacerte sentir maravillosamente. La afortunada persona que te haya hecho el regalo quedará ampliamente recompensada con tu radiante gratitud.

Quieres que te amen, pero puedes pasar simplemente con la admiración (a menudo confundes las dos cosas ). Valoras que tu pareja sea divertida, sobre todo si está dispuesta a dar pie a tu exuberante personalidad, e incluso más si llega a igualar tu agotador apetito de actividad sexual y fantasías. En realidad, lo que quiere un leo es un compañero de juegos.

Los felinos pueden ser bastante rudos en el juego sexual. Los mordiscos y los arañazos desempeñan un importante papel, y son una buena fuente de excitación.

Normalmente esperas que sea tu amante quien se acerque a ti. Pero si por alguno razón un día viene a recogerte una limusina o recibes un billete de primera clase para ir a un lugar remoto a reunirte con una posible pareja, será un Leo alegre y feliz.

Leo odia la indecisión y la gente sin opinión propia. Si no recibes la atención adecuada te marchas a flirtear con alguien que sepa apreciar tus cualidades.

También te desagrada la gente que intenta ponerte freno, que parece saber más que tú o que te desbanca del centro de atención. Así pues, un buen consejo para tu amante sería que debe contentarse con permanecer en segundo plano, desempeñando un papel de apoyo. De este modo, la calidez de tu personalidad brillará siempre.

Leo desea ejercer el control Quieres tener el destino de la relación en tus manos. En el plano físico, te aseguras de que tu pareja sepa lo que te gusta. Así pues, cualquiera que intente asumir el control debe andarse con cuidado.

Las fantasías de Leo se basan en despertar admiración. Puedes pasar horas ante el espejo, soñando o admirando lo que ves. Tanto lo hombres como las mujeres Leo comparten la fantasía exhibicionista de desnudarse. Pensar que eres el centro de la atención de un público formando por apasionados admiradores es orgásmico. También lo es imaginar que actúas en un espectáculo sexual, aunque no necesariamente necesitas una pareja. A solas en el escenario, tu fértil imaginación te proporcionará abundantes ideas para satisfacer a tu audiencia y a ti mismo.

Muchas de tus fantasías y juegos sexuales se centran en tu faceta oscura. A veces querrás dominar y otras disfrutarás el papel pasivo. Es una fantasía que a menudo conviertes en realidad atándote suavemente las manos durante tus encuentros sexuales.

Las fantasías sobre orgías sexuales desenfrenadas también te atraen, especialmente las que empiezan con un banquete amoroso y terminan contigo y una docena de personas del otro sexo. ¿No te gusta la competencia, verdad?.

¿Dónde encontrarás al rey del zodíaco si no es en un palacio? Este sería el lugar favorito de un Leo. Se conformará con un hotel palaciego si fuera ostentoso y el servicio de habitaciones fuera excelente. El escenario es tu segundo lugar favorito; aparecer ante el público es casi una experiencia sexual.

Después de estos, cualquier lugar donde puedas desatar tu pasión desenfrenada y tu apetito sexual será un nido de amor apropiado. Y dado que todos los leo aman al sol, cualquier destino vacacional o viaje exótico te excitará.

Leo es un signo fijo y por eso sus relaciones tienden a ser duraderas, hasta que se cansan o aparece un nuevo admirador.

Eres un signo fijo y fiel, especialmente después de casarte. Así pues, romper una relación te resulta difícil. Te dolerá incluso el fin de una aventura. Una ruptura drástica es lo que mejor te sienta, aunque a menudo te tienta volver a entregarte a los juegos emocionales que tanto te fascinan.

Lo más importante para un Leo es su dignidad. Dejas las relaciones dignamente, en silencio: sin gritos ni llantos. Pero si es tu pareja quien te deja, arderás de rabia por dentro. Asegúrate de que la situación no implosiona y te deja exhausto.

Cuando se trata de repartir los bienes aparece tu naturaleza fija. <<Eso es mío>> será tu grito de guerra ante la partida de una amante. No lucharás y, sin embargo, encontrarás la manera de reclamar la propiedad irrefutable de los objetos que deseas.

Normalmente, la pareja de un Leo recuerda la relación con nostalgia. ¡Qué agradable haber estado arropado por un calor tan especial, qué maravilla haber gozado de una ardor sexual como el tuyo! Y sin embargo, ¡qué alivio no tener que volver a actuar!.

Acuario, tu signo opuesto, es distante y no practica juegos emocionales. Es un signo poco pasional que no se deja llevar por este sentimiento. Acuario puede enseñarte a controlar tus peores excesos y a descender de tu trono. Los Acuarios tienden a contemplar a todas las personas por igual y disfrutan de la gente por lo que son. Son poco convencionales y pueden ayudarte a relajarte, a desprenderte de esa dignidad y a expresar mejor tu individualidad única.

Napoleón Bonaparte era un Leo típico. Aunque era de poca estatura, su presencia imponía y su apetito sexual era insaciable. Era de carácter romántico y apasionado, pero en última instancia el poder significaba par él mucho más que cualquier mujer. Se casó dos veces y tuvo al menos doce amantes. Afirmaba que las quiso a todas.

La primera esposa de Napoleón fue Josefina Beauharnais. Era viuda, seis años mayor que él y madre de un chico de catorce años. Napoleón se enamoró locamente de ella a primera vista. Josefina era una mujer apasionada y sensual. Sin embargo, Napoleón se las arregló para tenerla esperando dos horas el día de su boda.

Tras una sola noche, Napoleón partió para dirigir una campaña. Escribió cartas apasionadas a su amada implorándole que acudiera a su lado. Josefina le hizo esperar y cuando llegó, comprobó que su marido era un hombre muy importante que recibía el trato de un rey: el sueño de cualquier Leo.

En medio de una guerra, Napoleón escribió lo siguiente a Josefina: <<Tu imagen y el placer intoxicante de la última noche no dan ni un segundo de reposo a mis sentidos. Dulce e incomparable Josefina, haces latir mi corazón de una forma extraña.... Te mando mil besos, pero no me los devuelvas, puesto que me encienden la sangre.>> Sin embargo, y a pesar de haberla coronado emperatriz, cuando tuvo que escoger entre el amor y la sucesión de su monarquía, Napoleón dejó a Josefina y se casó con una mujer de sangre real, con la cual esperaba fundar una dinastía. Pero no fue así. Cuatro años más tarde fue enviado al exilio. Su esposa real no le acompañó; su imperio y amor se hicieron pedazos.


REGALOS INDICADOS
OBSEQUIOS SENSUALES / EROTICOS

Oro, oro y más oro
Un pasaje a un lugar de clima cálido
Prendas de chachemira
Un secador de pelo Camisiones o pijamas exóticas
Artículos para atarse
Las llaves de una suite de hotel.


GESTOS ROMANTICOS
AFRODISIACOS

Un palco en la ópera
Una gran fotografía suya enmarcada. Oro
Admiracion
Plátanos
El Sol



imagen
VIRGO

SUPERFICIALMENTE, EL METICULOSO VIRGO ES UN SIGNO TIMIDO, AUNQUE PUEDE SER UN COMPAÑERO DIVERTIDO PARA AQUELLOS QUE SE MOLESTAN EN AHONDAR EN SU PERSONALIDAD. BUSCAS LA PERFECCION Y NO SUELES PERSEGUIR EL OBJETO DE TU DESEO ABIERTAMENTE. CUANDO SE TRATA DE LA PAREJA ADECUADA, MUESTRAS LA SENSUALIDAD TIPICA DEL ELEMENTO TIERRA

Terrenal y fecundo, Virgo es el signo de la diosa virgen del trigo y de la cosecha, del antiguo regocijo por la fertilidad de la tierra. Sin embargo, actualmente está más asociada a la virginidad. Antaño, la palabra <<virgen>> era sinónimo de doncella joven. Desafortunadamente para tu impulso sexual, la palabra se revistió de connotaciones de castidad. No es de sorprender, pues, que Virgo tenga la reputación de remilgado, frío y muy delicado. En la elección de tus amantes te muestras extremadamente perspicaz. Si no están a la altura, prefieres permanecer célibe.

Por otra parte, puedes se un signo bastante promiscuo, puesto que vagas por todas partes en busca de la pareja ideal. Muy dentro de ti está enterrado el recuerdo de como deber ser el sexo, e inconscientemente, buscas a la persona que peude sacar a relucir esta faceta que tu perspicacia natural suele mantener a raya.

A pesar de todo, como signo de tierra, posees una libido muy poderosa. Y como signo mutable, no te asusta seguir tus impulsos, especialmente si es otra persona la que lleva las riendas. Por eso, Virgo es el menos fiel de todos los signos de tierra. Tienes tendencia a las aventuras ocasionales, y puedes entregarte al sexo carnal por mero impulso.

Cuando crees que has encontrado el amor perfecto, tu naturaleza carnal despierta y la sensualidad del elemento de tierra pasa a primer plano. Hasta entonces, sales a ligar y disfrutas de los encuentros sexuales ocasionales.

Virgo está regido por Mercurio, un planeta adaptable y mental. Por eso es inquisitivo sexualmente y, al mismo tiempo, siente el deseo de permanecer virgen. Quieres experimentar, pero tu exigencia interior te previene contra la promiscuidad. ¿Cuál es el resultado? Pues que eres un voyeur a gran escala. Te encanta comentar o contemplar la actividad sexual de otras personas. No obstante, dado que Mercurio pone freno a tus sentimientos, en la seducción sueles desempeñar más a menudo el papel de espectador que el de participante activo. Por otra parte, Mercurio era un personales poco estable y por eso quizás una orgía acabe seduciéndote.

Mercurio es el responsable de tu carácter crítico. Tiendes a criticarte a ti mismo y a los demás por no estar a la altura de tus estándares poco realistas.

A raíz de la influencia comunicativa de Mercurio, la mayoría de los Virgo están interesados en hablar de sexo (fríamente, claro está) o en analiza el comportamiento sexual (ajeno). Pero no desesperes, a veces Virgo sucumbe a la cacería en detrimento de su castidad.

Un campo en el que Mercurio tiene muchos puntos es en el de la sociabilidad. Eres listo, por lo que otros signos más extrovertidos a la hora de mostrar su libido se sentirán atraídos por ti. Es entonces cuando puedes seducir con una conversación inteligente.

A pesar de ser un signo de tierra, el sexo no te convence plenamente pues te gustaría inventar una forma menos sucia de expresar tu pasión. Los olores corporales te disgustan, por lo que tu pareja debe ser higiénica para poder satisfacerte.

Tras un encuentro sexual fortuito sueles ir la médico, en parte debido a tu obsesión por la salud y en parte a tu meticulosidad. Puede que aceptes el riesgo ocasional, pero quieres asegurarte de que no habrá consecuencia imprevista.

No eres un signo que se deje llevar por el amor y el sentimiento. Eres demasiado práctico y analítico para ello. Pero cuando te enamoras de verdad, eres considerado y afectuoso, y harás todo lo posible para ser útil a tu pareja. Como signo mutable, das una de cal y otra de arena. Así pues, es importante que tu pareja te deje suficiente espacio para mostrar tu naturaleza mercurial. Cuando te entregas a otra cosa, no significa que dejes de amar, sino que tienes otros asuntos en la cabeza.

Puesto que te rige Mercurio, tu pareja deberá ser una migo que esté en la misma onda mental que tú. Deseas comunicación más allá de los superficial y una pareja que pueda conversar de forma inteligente sobre los temas que más te interesan. Te gustan los juegos cerebrales, y por eso darás la bienvenida a una pareja que pueda unirse a ti en tus actividades de ocio. Con Mercurio de regente, puedes expresar tus sentimientos claramente, aunque como elemento de tierra, no siempre sabes cuáles son esos sentimientos. No obstante, te hace feliz explorarlos con una persona empática.

Necesitas un amante que estimule tu libido. Según tu opinión, el amor no necesariamente significa sexo. Si te dejas llevar, quizás acabes tratando a tu pareja más como a un hermano o hermana que como una persona sexual. A menos que te cases con un signo que también tienda al celibato, una vez se haya consumido la pasión inicial puede que debas enfrentarte a un divorcio por falta de contacto sexual.

Las zonas eróticas de Virgo son las manos, el sistema nervioso y los intestinos. Tus terminaciones nerviosas son eróticas y disfrutas cuando tu pareja recorre suavemente tu piel con lo dedos, especialmente en el abdomen. Además, quizás te guste que te chupen o mordisqueen los dedos de las manos y de los pies. Las caricias en los pies te excitan mucho.

El mejor afrodisíaco para un Virgo es una persona limpia y bien peinada. A Virgo le encanta el aroma del jabón y de un cuerpo recién duchado. Aunque sólo sea ocasionalmente, a veces ocurre lo contrario y se siente atraído por los fuertes olores corporales.

A los hombres Virgo les excita las uñas de los pies pintadas y los zapatos abiertos, puesto que se trata de un signo propenso a los fetiches relacionados con los pies. Aunque las mujeres Virgo compran zapatos elegantes, un hombre Virgo prefiere que su mujer lleve algo sexy.

Para Virgo, el erotismo es un gran parte mental. Las imágenes te excitan, sobre todo los desnudos fríos y asépticos, aunque también un cuerpo desnudo y estético puede estimular tu libido.

Como signo de tierra, un masaje con aceites de fragancia eróticas puede hacer que disfrutes sensualmente de tu propio cuerpo. El masajista deberá procurar cubrir cada centímetro de tu cuerpo dada tu atención al detalle.

Puede que admitirlo hiera tu sensibilidad de Virgo, pero la pornografía te excita. Las revistas y los videos forman parte de tu lista de incentivos sexuales y puede que los compartas en la intimidad con una pareja que conozcas a fondo.

El desorden, la suciedad y la confusión son algunas de las cosas que más te disgustan -en el dormitorio de otra persona, claro está-. Pero lo curioso es que, a pesar de tu meticulosidad innata y de tu comportamiento ordenado, tu propia habitación suele estar cubierta de ropa sucia y revistas. No obstante, las sábanas deben estar limpias y arregladas. Dado que tu imagen te preocupa, probablemente sentirás la necesidad de limpiar antes de invitar a tu amante a compartir las sábanas. Odiarás el hecho de que pudiesen contemplar tu faceta más desaliñada.

A Virgo, práctico y comedido, le desagradan las declaraciones exageradas de pasión y gestos demasiado extravagantes. Los excesos emotivos te incomodan. En tu opinión, el sexo es una parte natural de la vida y no confías en las personas que lo convierten en algo fuera de lo normal.

Otra de las cosas que más desagradan a un Virgo son las personas que se retrasan. Tu exactitud exige puntualidad.

A pesar de que Virgo pretende no tener fantasías, uno de los rasgos de tu mente, gobernada por Mercurio, es la inventiva. Por eso, tiene una vívida imaginación sexual.

La fantasía ideal de un Virgo es el guión de una película erótica: un uniforme de enfermera, un quirófano, un cirujano con bata y guantes de látex y un buen sofá. Como signo mutable, puede que quieras añadir suficientes personajes para una orgía. Tu obsesión por la limpieza hará que las duchas y los baños desempeñen un papel importante en el guión.

Y como antídoto a la higiene de Virgo, quizás te guste fantasear con luchas en el barro o con un tórrido placer sexual que te cubra de sudor.

Dado que la conciencia prudente de Virgo suele decirte <<no deberías hacerlo>> mientras estás disfrutando del sexo, puede que en tus fantasías te apetezca imaginar a tu personalidad mojigata contemplándote y criticándote mientras tú la ignoras y disfrutas del mejor sexo de tu vida. Eso te hace sentir increíblemente libre e incrementa tu placer sexual al estar con tu pareja.

Que los Virgo sólo pueden hacer el amor con sábanas limpias es un tópico, aunque si es cierto que les gustan las camas recién hechas.

Sin embargo, tu signo es de tierra, y por eso los espacios abiertos también te atraen enormemente. El olor de tierra de las hojas caídas te estimula: tu ideal es un bosque en una cálida noche de verano. Durante el veranillo de San Martín quizás te apetezca cubrir tú y tu pareja con hojas recién caídas, o acudir a los bosques de coníferas en busca de un placer resinoso.

Virgo es reticente a dejar una relación cuando ya se ha comprometido. Puede que la relación haya derivado a una pasividad de tipo fraternal, o que uno de los dos haya sido infiel, pero prefieres la conveniencia de una rutina conocida y estás dispuesto a pasar muchas cosas por alto.

Incluso después de un divorcio mantienes un contacto cordial con tu antigua pareja, a menos que te haya herido profundamente. Si habéis formado una familia, quizás decidas pasar las vacaciones con ellos.

Piscis, tu signo opuesto, es muy emocional y sensible. Puede equilibrar tu frío y poco emotivo enfoque de la vida y ayudarte a comprender mejor a los demás.

Puesto que Virgo es un adicto al trabajo y un perfeccionista, el relajado Piscis puede enseñarle a encontrar tiempo para otras cosas importantes, como por ejemplo una relación.

Ingrid Bergman fue una de las más grandes estrellas de Hollywood. Era la imagen de la pureza y se la situó en un pedestal, fue idealizada y admirada como la mujer perfecta. Era Virgo.

Sin embargo, cayó de dicho pedestal al cometer adulterio y dar a luz a un hijo ilegítimo. El público que la adoraba no pudo perdonar que traicionara su imagen de perfección. En el senado de los EEUU se la acusó de cometer <<una vileza moral y un ataque contra la institución del matrimonio>> y se la tacho de <<poderosa influencia maligna>>. Sus películas fueron requisadas y prohibidas.

Su crimen fue enamorarse de un director de cine italiana, Roberto Rosellini (un sensual y apasionado Tauro), y tener un hijo suyo mientras todavía estaba casada con su marido desde hacía diez años. Este tardó en concederle el divorcio, por lo que el niño que concibió con Rosellini nació fuera del matrimonio.

Actualmente resulta difícil entender la fuerte reacción que ello suscitó, pero Bergman había sido promocionada por los estudios cinematográficos como <<la estrella, la madre y la esposa perfecta>>. Rechazo el trato pomposo de Hollywood y fue la primera mujer que apareció en pantalla de forma <<natural>>. Sus películas era castas y puras, para promover su inmaculada imagen de Virgo.

Pero la verdad es que la faceta erótica de Virgo fue la que se impuso. Siguiendo los dictados de su corazón, Ingrid Bergman fue fiel a un rasgo de su signo mucho menos conocido, pero no por ello menos poderoso.

REGALOS INDICADOS
OBSEQUIOS SENSUALES / EROTICOS

Alimentos naturales
Provisiones para un año entero
Ginseng
Sábanas de algodón
Una almohada de lavanda
Jabón. Videos eróticos
Un vibrador


GESTOS ROMANTICOS
AFRODISIACOS

Una manta par ir de picnic Ginseng
Apio
Videos eróticos
Goma.




imagen
LIBRA

NECESITAS UNA PAREJA QUE TE COMPLETE. PARA TI, LA VIDA SIGNIFICA ESTAR JUNTOS. TE ENCANTA COMPLACER AL A GENTE, Y PUESTO QUE TE ADAPTAS A LAS NECESIDADES DE LOS DEMAS, TUS RELACIONES SON SIEMPRE ARMONICAS.

Libra es un signo dual, lo cual significa que tu carácter tiene dos facetas. Normalmente muestra muy buena disposición y todo el mundo piensa que eres increíblemente <<agradable>>. Gracias a tu elemento de aire venusiano y cardinal, persuades o agasajas sutilmente a otros para que den lo que quieres sin que se sienta forzados. No te gustan las peleas, por ello evitas las riñas usando tu encanto para suavizar el camino. Para tí, la comunicación es extremadamente importante; quieres que tu pareja te entienda y pasarás hora hablando de todo. Aunque le pides consejo constantemente, lo que quieres en realidad es que acepte tu punto de vista. Puede que preste atención a otras opiniones, pero no es probable que cambies de idea respecto a lo que esperas del amor.

Como signo cardinal positivo, ocultas un egoísmo innato. Al darse cuenta de ello, tu pareja queda sorprendida ya que siempre parece que te adaptas a los demás. Sin embargo, si se analiza con más detalle, tu carácter adaptable quizás sólo sea un indicio de que evitas las confrontaciones. No demuestra que vayas a hacer lo que dices, aunque probablemente lo harás si puedes (a Libra le gusta adaptar los objetivos). Al comprometerte, quizás olvides tus propias necesidades. Entonces, cuando dichas necesidades afloran con fuerza y exigen vuestra atención, tú y tu pareja os sorprendéis. Es el efecto que produce la energía cardinal positiva.

Disfrutas de un enorme encanto y de un gran carisma sexual que no dudas en usar para conseguir lo que deseas. Al igual que la exquisita Venus, tus necesidades carnales son mucho más profundas de lo que puede parecer superficialmente.

Libra siente delirio por el placer y será feliz acariciando a su pareja dulcemente durante horas, siempre que el sentimiento sea mútuo.

Con Venus como regente, el placer debe ser compartido y el ambiente agradable. La mínima disonancia o vulgaridad te provocará incomodidad.

Dedicarás tiempo a objetivos frívolos y románticos, como por ejemplo remar por un río o cenar a la luz de las velas. Sin embargo, tu pareja no puede esperar que cooperes en un momento de pasión repentino y poco preparado. Te gusta mantener tu atractivo y tu buena presencia. Así pues, si tu pareja ha olvidado las mantas y tu neceser (masculino o femenino), olvídalo. En este tipo de ocasiones, la lánguida Venus no se apasiona.

El mayor problema de Libra es su indecisión. A pesar de desear una pareja, le resulta extremadamente difícil elegir entre dos amantes, o incluso decidir entregarse a una relación. ¿Compensará el esfuerzo? ¿No hubiera sido mejor simplemente dejarte conquistar? Para los Libra, la vida está llena de preguntas como estas.

Su inclinación natural a evitar las decisiones les lleva a <<pasarle la pelota a los demás, que decidan ellos>>. De ahí que se califique a Libra de holgazán. Su holgazanería se extiende a la actividad sexual. Prefieres no participar si ello implica un esfuerzo considerable, pero agradeces el interés. Es probable que un Libra estuviera detrás de esas prácticas sexuales orientales cuyo objetivo consiste en prolongar al máximo el acto sexual con un movimiento mínimo y el máximo placer.

Libra es un signo muy dado al sentimiento y al romanticismo. Cuando te enamoras, quieres que el mundo lo sepa. Exhibes el anillo y la gran boda tradicional con los que siempre has soñado. Haces todo lo posible para hacer feliz a tu pareja. Quieres pasar veladas románticas y organizas cenas a la luz de la velas y encuentros para poder estar entre la gente más admirada. La ambientación tiene gran importancia para ti. El entorno debe ser bello y armónico, y tú pareja debeís vestir a juego. Entonces puedes relajarte y disfrutar del flirteo con la a persona amada.

Libra es una amante consumado y desea complacer a su pareja. Quiere hablar, puesto que las charlas íntimas son tan importantes para un Libra como el sexo. Quieres saberlo que siente tu pareja y también quieres compartir sentimiento. Necesitas que te admiren, que te agasajan y que te digan lo bien que estás, cuánto te quieren y te aprecian. Si no lo hacen, sientes que no te aman, que no hay pasión.

Sueles juzgar a tus parejas con pautas muy exigentes, por lo que a menudo sientes que no están a la altura. Cuando te enamoras, una de tus grandes dificultades es que no desees herir a tu pareja, o que te haga daño a ti. Así pues, no comentas nada desagradable. Pero no lo olvidas, permanece bajo la superficie en lugar de aclararlo y desaparecer como lo haría si lo discutieras. Posees una diplomacia innata, por eso es poco probable que las situaciones que preveés lleguen a materializarse.

El hombre Libra se siente más cómodo con el aspecto cardinal del carácter de Libra, y la mujer con su aspecto venusiano. Ello significa que él tiende a ser algo más activo que ella y que se permite más sexo ocasional. No obstante, los dos sexos flirtean escandalosamente.

Libra se asocia a la parte inferior de la espalda y a las nalgas. Consideras erótico que te agarren por la cintura, especialmente si tu pareja te acaricia la espalda al mismo tiempo. Te gusta andar cogidos de la cintura, y la presión te excita. Sin embargo, en privado, las nalgas son tu zona más erógena. Tu ardor se enciende con caricias, ligeros pellizcos y masajes.

Libra es un signo muy elegante. Todo lo relacionado con el sexo debe ser bello y armonioso. Los piropos deber se correctos, el juego preliminar elegante, el entorno agradable. Tienes que estar y sentirte bien. Si te viene con prisas o te descomponen, no te sentirás de humor. Esperas que las atenciones continúen. Incluso si hace tiempo que mantienes la misma relación, esperas consideración por parte de tu pareja y los rituales adecuados del cortejo. Si te vas a casar, quieres un anillo que simbolice el compromiso. Además, el anillo debe ser de buen gusto, no aceptas joyas baratas ni bisuterías.

La dulzura y la amabilidad te excita, así como los cumplidos. Necesitas ávidamente que te agasajen. Si tu pareja te susurra palabras de amor al oído, te deshaces de placer. Un gesto romántico y te rendirás.

Te gustan los perfumes sutiles, las velas, el incienso y los aceites para masajes puesto que estimulan tus sentidos. También te gustan los tejidos sensuales. A tu delicada piel no le gusta lo áspero.

A Libra le desagradan el vocabulario o los actos toscos, rudos o vulgares. No puedes soportar al a gente ruidosa y que monta espectáculos en público. Tu concepto de decencia, o de lo que tú consideras decencia, es muy elevado, y pobre de la pareja que no esté a la altura.

Quieres que tu pareja tenga buen aspecto. Te importuna que no se haya aseado o afeitado, o que todavía vista la ropa de trabajo. Esperas que exhiba sus mejores ropas cuando está contigo. Puede vestir informal, pero con estilo, sin aspecto descuidado y con el pelo bien arreglado.

Por encima de todo. Ello significa que no desea conflictos, ni confrontaciones, ni escenas desagradables, ni criticismo, ni quejas, ni exigencias desmesuradas (según su opinión) respecto a su tiempo o energía.

La fantasía de todos los Libra es que se les corteje con atenciones y detalles románticos, y encontrar a la pareja perfecta. Pasarás horas felices soñando con el amante ideal y tu futura boda en sociedad.

Anhelas una pareja que te admire, te agasaje y te arrastre. Antiguamente, hubiera sido el increíblemente atractivo Rodolfo Valentino quien te montara sobre su corcel del desierto. O en el caso de un hombre, se trataba de una hermosa mujer. Hoy en día, puede ser cualquier persona atractiva que esté de moda. A los Libra les encanta imaginar que desempeñan el papel de protagonista en una aventura romántica junto a la pareja escogida.

La fantasía te permite despertar el aspecto aletargado de tu naturaleza. Así pues, quizás te guste imaginar que en la cama eres un tigre, o que estás a merced de un experto amante de oscuro erotismo y deseos prohibidos.

Dado que a Libra le gusta tanto el placer, disfrutará de las fantasías en la que sea el centro de atención sensual. Lo que necesitas es una docena de esclavos que satisfagan tus antojos y que te complazcan en todo.

¿El lugar favorito de Libra? Bueno, depende, podría ser una cama con baldaquín en la suite de un antiguo hotel, o el dormitorio de un diseñador de interiores con una decoración maravillosamente sutil. O bien podría ser una cama vibradora en un ático, con la mejor vista de su ciudad favorita.

A raíz de tu naturaleza indecisa, deseas comprobar todas las posibilidades antes de descartar algunas y tomar una decisión final. Ello podría llevarte meses o años.

Tomar la decisión de terminar una relación es extremadamente difícil para ti. Sin embargo, una vez te has decidido, la alejas con mucha elegancia y muy pocos sentimientos heridos. Odias la confrontación, por eso intentas que la separación sea lo más armoniosa posible. Temes tanto herir a los demás que preferirás mantener una relación insatisfacción antes que hace daño a alguien. A pesar de ello, incluso tú, al final, necesitas romper. Demasiada incompatibilidad acabará poniéndote enfermo. Probablemente romperás cuando tengas a otra pareja en perspectiva, aunque no se lo dirás a la persona que dejas. Sería demasiado rudo o una falta de delicadeza.

Con tu diplomacia y tu discurso persuasivo quizás puedas conversar a tu pareja de que te deja, y de que fue idea suya.

Los problemas te disgustan enormemente. Así, pues cuando un matrimonio o una relación termina, preferirías que fuera tu pareja la que se marchase para sí ahorrarte el trauma de una mudanza, a menos que planeas irte a vivir con tu nueva pareja. Si es así, ésta deberá empezar a hacer sitio en su armario.

Aries, tu signo opuesto, en muy directo e impetuoso y puede ensañarte a afrontar las situaciones cara a cara o a expresar tus sentimientos y deseos de forma directa. También puedes aprender a satisfacer tus propias necesidades, algo que te resulta difícil puesto que siempre piensas en los demás. Con Aries como guía, puedes aprender a autocomplacente.

John Lennon se hizo famoso como miembro de los Beatles. En público era encantador y elegante, pero bajo esta fachada se escondía un roquero rebelde vestido de cuero. También vivió una relajada fase hippy de <<paz y amor>>, algo muy propio de Libra.

Se casó con su novia Cynthia porque estaba embarazada y cumplió con las expectativas familiares. Sin embargo, tras la boda, siguió exactamente igual que antes. Estaba más cerca de su compañero, Paul McCartney, y de los otros miembros del grupo que de su mujer.

Más tarde conoció a Yoko Ono. Su estrafalario sentido del humor y sus escandalosas <<perfomances>> artísticas fueron lo que le atrajo. No tardaron en convertirse en amantes. Eran inseparables. Yoko asistía a todas las sesiones de grabación e iban juntos a todas partes. Nada podía separarles, hasta el punto que los Beatles acabaron disolviéndose.

John y Yoko trabajaron a favor de la paz, un concepto muy afín a Libra. Sus acciones más famosas incluyen una semana <<en la cama>> o hacer el amor en un gran saco de dormir rodeados de periodistas: una interesante combinación de la habilidad Acuario de Yoko para asombrar y de la necesidad de Libra de cooperar con su pareja, junto con algo de exhibicionismo. La pareja grabó discos con el nombre Plastic Ono Band. Como un Libra típico, él sublimaba su identidad en la de ella.

Cuando Yoko dio a luz a su hijo, Sean, John se tomo cinco años libres para ejercer de <<amo de casa>> mientras Yoko se hacía cargo de su imperio empresarial. Cuando fue asesinado, acababa de reiniciar las grabaciones.

REGALOS INDICADOS
OBSEQUIOS SENSUALES / EROTICOS

Un juego de maletas caro
Un espejo de plata ornamentado
Una fiesta sorpresa
Una cuenta de crédito en los mejores almacenes de la ciudad. Elegantes joyas con esmeraldas o zafiros.
Un perfume exótico
Aceites de baño de gran calidad.


GESTOS ROMANTICOS
AFRODISIACOS

Una edición - folio de poesía amorosa
Una comida romántica para dos en un restaurante
Las mejores localidades en el festival de música de Salzburgo. Fresas bañadas en Cointreau y con mucha nata.
Champaña
Aceite de pachullí
Velas.

imagen
ESCORPIO

ESCORPIO ES UN AMANTE SOFISTICADO Y MUY HABIL. ESTE SIGNO RIGE EL SEXO, EL NACIMIENTO, LA MUERTE Y LA RESURRECCION. TE SIENTES IMPULSADO A EXPLORAR LOS ASPECTOS OSCUROS DE LA VIDA QUE OTROS TEMEN. ERES LIBIDINOSO Y MUY SEXY, E IGNORAS LOS TABUES. VES EL SEXO COMO UNA OPORTUNIDAD DE EXPLORAR LAS PROFUNDIDADES MISTICAS DE LA EMOCION.

El poder sexual de Escorpio es legendario y tus emociones son muy profundas. Tu signo es hechicero y parece seducir a la gente hacia la cama sin el menor esfuerzo. Tu carácter es muy reservado y proteges enormemente tu sentimientos. Tus posibles amantes deben escudriñar profundamente tu mirada para entrever un leve síntoma de pasión.

Eres muy emocional, aunque no dejas que tus emociones te arrastren; quieres mantener el control. Tienes fuertes necesidades carnales y tu talento para la seducción no tiene igual. Así pues, cuentas con infinitas ocasiones para encuentros sexuales desenfrenados y apasionados.

Tu elemento fija de agua puede resultar muy complicado. Tu habilidad para ocultar tus sentimientos vulnerables. Muchos de ellos dejan seducirse voluntariamente hacia el dormitorio, pero muy pocos entenderás qué es lo que realmente te excita.

A pesar de ser un signo de agua, a veces eres muy insensible, con respecto a los sentimientos de tu pareja. Aunque eres capaz de captar lo que desea la gente, tu carácter fijo suele evitar que les tengas en cuenta. Si te has fijado un rumbo, nada puede desviarte.

Por otra parte, tu sensibilidad de signo de agua puede convertirse en un amante tierno y afectuoso que sabe exactamente cómo excitar a su pareja. Compartir los sentimientos es importante para los signos de agua, y a veces puedes llegar a una unión casi mística con tu pareja.

Tu signo está regido por una increíble combinación de planetas. El viril Marte te confiere un gran atractivo y una cierta agresividad en la seducción para el amor y el deseo. Además, es el responsable de tu urgente necesidad de satisfacción. Este planeta tan dinámico calienta el elemento frío del agua hasta la ebullición y lo convierte en una libido desenfrenada y una pasión irresistible.

El potente Plutón es el responsable de los aspectos oscuros de tu personalidad y refina tu pasión hasta convertida en un rayo láser. Te confiere intensidad, misterio y valentía. Puesto que tu regente es Plutón, no puedes vivir en la superficie y debes explotar las profundidades y las cimas de la pasión.

Estos planetas te otorgan carisma sexual y una vena sadomasoquista. Plutón domina el poder y puede ser muy cruel. A mucho Escorpio les entusiasma ejercer su poder sobre otros. Por ejemplo, si tu pareja está excitada, quizás la obligarás a rogar tus favores; o puedes persuadir por la fuerza a un amante desinteresado a satisfacer tus necesidades carnales. Cuando una posible pareja atractiva y con un interés obvio, intenta seducirte, es muy probable que pretendas desdeñar su atención. Con ello te aseguras el control. Bajo la influencia de Plutón urdes planes, intrigas y obsesiones. Entonces llega Marte y acaba con todo con simple <<¡lánzate a ello!>>. Y tú simplemente te limitas a obedecer tu naturaleza.

Escorpio es un signo compulsivo y obsesivo. Cuando te enciendes, te obsesiones con el objeto de tus deseos. Cuando te enamoras, piensas constantemente en la persona amada. El amor, el deseo y la libido son muy importantes para ti. Tus relaciones amorosas con tórridas y apremiantes; tus aventuras ocasionales intensas y devastadoras. Pocos Escorpio aguantan mucho tiempo sin practicar el sexo de alguna manera. Y cuanto más te lo niegan, más te obsesionas por conseguir satisfacción sexual. Al contrario que otros signos, Escorpio raramente se resigna a un período de celibato y se lanza a encontrar una pareja.

No te enamoras fácilmente, pero cuando lo hacer, es profundamente; y te dura. En realidad buscas un alma gemela: alguien que no tema conocerte a fondo, en tus facetas más oscuras; una persona que pueda estar a tu lado en tu faceta más genial y brillante sin quedar deslumbrado, que sepa disfrutar de tu poderosa sexualidad sin quedar absorbida, que pueda afrontar tus obsesiones y compulsiones, que ame con tanto deseo como tú. Cuando la encuentras, serás una pareja extremadamente leal. Quizás te alejes de vez en cuando (diferencias entre lealtad y fidelidad), pero regresarás.

Con toda seguridad, querrás que tu pareja te se fiel y leal. Perteneces a un signo extremadamente posesivo y celoso. Toleras ligeros flirteos, dado que despiertan el aspecto masoquista de tu carácter. No obstante, si el asunto es más serio puede provocarte una gran inseguridad. Te encierras en ti mismo y te lamentas con rabia.

Valoras a la pareja que entiende instintivamente tus cambios de humor, y a un así prefieres mantener en secreto casi todos tus sentimientos más íntimos. Tu pareja debe ser intuitiva para penetrar en tus emociones más insondables. Sé prudente y no la dejes de lado.

Penetras en el corazón de los demás como un rayo láser. Lo que ves en ellos puede darte confianza, pero algunos signos más celosos de su intimidad quizás consideran tu intrusión excesiva.

Durante la primera época de una relación amorosa quizás debas moderar tu intensidad para no atemorizar a las alma tímidas.

En lo que se refiere a zonas erógenas, tradicionalmente se ha asociado a Escorpio con los genitales y los órganos de eliminación. ¿Qué más podemos añadir?.

A Escorpio le gusta ejercer poder y control. Algunas de las prácticas sexuales orientales taoístas o tántricas se adecúan a tu carácter. Tu habilidad para liberar la energía sexual a un ritmo calculado cuidadosamente es fuente de abundante placer, tanto para ti como para tu pareja. Tu interés por los temas ocultos te llevará a explorar otras prácticas sexuales.

Perteneces a un signo muy sensual. Así pues, los masajes de todo tipo te resultan eróticos y pueden excitar tu libido hasta el punto que te resulte imposible retrasar la satisfacción sexual un solo instante más. Muchos masajes realizados a un Escorpio han tenido que ser abandonados a la mitad.

Tu sexualidad es profunda y cerebral. A veces haces realidad algunos de tus deseos y fantasías. Algunos son inofensivos, otros quizás implican infligir dolor, o ser el objeto del dolor. Existe cierta conexión entre placer y dolor que ansías explorar, pero asegúrate de que tu pareja desea colaborar (aunque forzar sutilmente a tu pareja quizás forme parte del placer).

Escorpio es un signo analítico. Te gusta llegar al fondo de las cuestiones y los miembros de todo tipo te intrigan. Te fascina desentrañar tus sueños y descifrar el inconsciente.

Sientes cierto desdén por lo superficial y lo frívolo. Tu gran intensidad y profundidad hacen que te aburras fácilmente con los aspectos insustanciales de la vida.

El espacio y la intimidad son importantes para ti, y odias que los violen. En general, no te gusta que las emociones de los demás se inmiscuyan en las tuyas.

Probablemente nunca revelarás el alcance total de tus fantasías eróticas. El reservado Plutón en tu planeta regente. Así pues, sus fantasías son profundas y oscuras. En ello reside la belleza de la fantasía; te permite explorar las áreas prohibidas de la vida y tus facetas ocultas, que tanta fascinacíon ejercen sobre ti. El sadomasoquismo es una actividad muy propia de Escorpio y puedes materializarla consciente o inconscientemente durante los juegos emocionales que pones en práctica con tu pareja.

Tus fantasías más suaves giran en torno a ropa interior sexy con blondas o ligueros, sexo violento, esclavos dispuestos a todo bajo tu dominio, cuero negro y látigos.

Para variar, a veces imaginas qué se siente al ser dominado. Muchos Escorpio, tanto hombres como mujeres, sueñan con ser raptados y violados por extraños seductores (o por alguien conocido pero inaccesible). Sueñas que te compran o te venden para utilizarte sexualmente, que te esclavizan o que te degradan de alguna forma. Tu signo mezcla el dolor y el placer para crear una excitación poderosamente erótica. Y tu fértil imaginación sabe hacerlo de infinitas maneras.

Escorpio puede ser un signo muy complicado y por eso se siente muy atraído por los misterios. Tu lugar favorito puede ser una cita secreta en la casbah del antiguo Fez, aunque una suite con harén en el hotel más lujoso de la ciudad sería así mismo un entorno adecuado. Te gusta el peligro y, por eso, hacerlo en el piso de arriba durante una fiesta mientras tu pareja está en la planta baja puede excitarte enormemente.

Las mazmorras y las cuevas tiene una fuerte conexión con Escorpio, así como el agua. Una romántica cueva o una casa flotante a orillas del océano puede ser tus lugares ideales.

Perteneces a un signo fijo y eres tremendamente leal a tu pareja. Así pues, puede que las relaciones se prolonguen por un período muy largo.

Una vez te has comprometido, eres muy reciente a abandonar una relación. Será una decisión que tararás mucho en tomar; sólo romperás cuando la situación sea insostenible, e incluso entonces, tu tendencia al masoquismo puede retenerte. Puesto que muchos Escorpio tiene mal genio, quizás acabes explotando y te marches rabiando, para no volver jamás.

Si la separación no ha sido decisión tuya, entonces tu pareja debe andarse con cuidado: nadie guarda tanto rencor como un Escorpio. Te lamentas, acumulas resentimiento y planeas tu venganza. Puedes esperar mucho tiempo para ponerla en práctica; tu signo es paciente. No obstante, cuando se presente la oportunidad te asegurarás de aprovecharla. Puedes tardar toda la vida en perdonar, e incluso más en olvidar. Es poco probable que mantengas la amistad con tu pareja después de la separación.

Tu mundo es emocional, dramático, tenso, lleno de corrientes emocionales subterráneas y ecos de dolorosos traumas del pasado. Tauro, tu signo opuesto, es imperturbable y domina el arte de la seguridad interior, de llegar a ese punto del yo donde todo es estable y tranquilo. Si sintonizas con Tauro, suavizarás su ritmo de vida y alcanzarás el equilibrio emocional. Actuarás con más tranquilidad en lugar de saltar al vacío desafiando a la muerte. Cuando tus emociones son más estables, experimentas las cosas de forma menos intensa. Tauro no posee tu intenso deseo de control su beneficiosa influencia permitirá que te relajes y que dejes que la vida tome su tumbo normal.

Jawaharlal Nehra era un hombre con mucho encanto y muy erudito, con gran carisma sexual y <<poderes hipnóticos>>. A Nehru le gustaban las mujeres bellas y valoraba la compañía inteligente. Evidentemente era un Escorpio.

Al morir su esposa necesitaba un confidente prudente y una amistad erótica. Encontró ambas cosas en la sorprendente lady Edwina Mountbatten, la última virreina de la India. Su relación ha sido descrita como <<una de las mayores relaciones amorosas de la historia>>.

No fue una relación clandestina propia de Escorpio. Surgió de su interés mútuo por las vicisitudes de la India. Durante la marcha hacia la independencia, reinaban la violencia y el dolor. La fuerza apasionada de su relación ere obvia para todos aquellos que la presenciaron.

Al morir Edwina prematuramente, Nehru declaró: <<Los dioses o algún ser superior te concedieron belleza y una gran inteligencia, elegancia, encanto y vitalidad (grandes cualidades); la mujer que las posea será una gran mujer donde quiera que vaya. [tu] increíble mezcla de cualidades han creador una personalidad radiante y te han otorgado el poder de la curación. A todas partes donde has ido has aportado consuelo, esperanza y ánimos. Por tanto ¿acaso es extraño que el pueblo indio te quiera, te considere como uno de ellos y llore tu partida?>>. Sin duda, hablaba de su sentimientos. No obstante, a causa de su reserva de Escorpio, su epitafio no hizo mención de esta gran pérdida personal.

REGALOS INDICADOS
OBSEQUIOS SENSUALES / EROTICOS

Películas de Mae West
Una cámara de video digital
Una fiesta de fin de semana sobre misterios y asesinatos Prendas de cuero negro
Ropa interior sexy de color negro o carmesí (póntela para él si es escorpio)
Pinturas eróticas


GESTOS ROMANTICOS
AFRODISIACOS

Joyas exóticas con topacios o turquesas.
Flores de color rojo intenso en especial amapolas
Dos pasajes a Marruecos Langosta
Granadas
Espárragos
Toda clases de objetos para atarse



imagen
SAGITARIO

SAGITARIO AMA LA LIBERTAD Y FLIRTEA POR NATURALEZA. ODIA ESTAR ATADO DEMASIADO TIEMPO. DE INAGOTABLE IMPETU, SE DELEITA CON ESPONTANEAS Y ARDIENTES AVENTURAS SEXUALES LLENAS DE PASION. ETERNAMENTE OPTIMISTA, OLVIDA LA ULTIMA GRAN PASION; EL ORGASMO DEFINITIVO LE ESPERA A LA VUELTA DE LA ESQUINA.

Sagitario es el gran viajero del zodíaco. Le apasiona explorar nuevos lugares y nueva gente. Fiel a tu naturaleza mutable de fuego, tu impulso sexual es poderoso aunque errático. Para mantener tu interés, el sexo debe ser energético e innovador. También necesitas estimulación intelectual. Aunque en general los signos de fuego son impacientes, tú dedicas tiempo a la exploración mental y física como parte de la excitación sexual. A pesar de ello, no tolerarás el aburrimiento en ningún caso, especialmente en la cama.

Los signos poco energéticos deben saber que el proceso de calentamiento puede convertirse en una conflagración violenta que arde durante horas. En efecto, tu apetito sexual es tan fuerte que es recomendable que adoptes la rutina de dar ginseng y vitamina E a tu pareja. Y probablemente lo harías, si en tu vocabulario existiese la palabra rutina. Por otra parte, dado que eres un signo mutable, si te desvías hacia otros intereses, el sexo puede quedar fácilmente en segundo plano. Tu pareja debe ser adaptable para afrontar tu carácter dual.

Los signos más sensible deben protegerse de tus comentarios con buena intención pero con total falta de tacto, que a veces enfrían el deseo más ardiente. Sin embargo, tu carácter jovial suele arreglar la situación, y si una pareja no sabe reír, probablemente no durará mucho tiempo. Hay demasiadas aventuras sexuales divertidas esperando.

Júpiter te confiere una naturaleza expansiva y aventurera, además de un eterno optimismo. Bajo la benévola influencia de Júpiter siempre tienes esperanza y mucha fe en el futuro. Por eso no te importa esperar a la pareja adecuada, sobre todo después de haber dado uno de tus famoso saltos al vacío y haber fracasado estrepitosamente. Ello es consecuencia también de la influencia de Júpiter. Un Sagitario siempre está dispuesto a arriesgarse o a apostar. Y si no sale bien, salta hacia algo nuevo.

Este planeta filosófico se encuentra en plena expansión y crecimiento y por eso te impulsa a buscar nuevas perspectivas, a buscar la verdad. Necesitas algo en que creer y ese algo puede ser tu pareja. Dado que este planeta está vinculado a la búsqueda espiritual, es importante que tu pareja esté en la misma onda espiritual que tú. Necesitas a alguien que te acompañe en la búsqueda durante toda la vida. Sin embargo, a causa de la faceta negativa de Júpiter, en lugar de ello quizás acabes arrastrando un lastre en tus recursos. Júpiter tiende a los extremos y al exceso.

Entrar y salir de la cama, o de las relaciones, es sólo un aspecto de tu carácter espontáneo y mutable. Una de las cosas que te resultará más difícil en una relación es aprender a decir <<no>>. Tu irreflexión impetuosa y febril te lleva a prometer cosas que no has meditado previamente, y luego, cuando tienes demasiadas cosas que hacer, olvidas tu promesa. Los demás pueden sentirse defraudados por tu despreocupación.

Te enamoras fácilmente. La mitad de las veces se trata de encaprichamiento, pero no te importa y no sueles ver la diferencia hasta que la relación ha terminado. Te gusta enamorarte. Eres un signo poco emocional que no se atormenta pensando en el futuro; simplemente disfrutas con gran entusiasmo y pasión lo que sucede en el momento.

Aunque quieres pasártelo bien con la persona amada, especialmente durante las salidas de fin de semana que tanto disfrutas, también necesitas tiempo para las muchas otras cosas que te gustan. No te atrae estar las 24 horas del día juntos, ni siquiera al principio de la relación. Tampoco te gustan las demostraciones de afecto. En público, pocas veces vas más allá de ir cogidos de la mano. En privado, la cosa cambia. Sabes expresar tus sentimientos sexuales de forma fácil y apasionada. Sin embargo, cuando el sexo ha terminado, te dedicas a otra cosa. No te gustan los jugos emocionales. Quieres una vida amorosa directa, con mucha pasión y el mínimo de discusiones o angustia.

Uno de tus problemas cuando te enamoras es que siempre quieres más. Sientes en todo momento que podría haber algo mejor a la vuelta de la esquina, un nuevo romance con más compatibilidad, más sexo y más emoción. Sientes la llamada de nuevos pastos, más verdes. Para retenerte, el amor debe ser muy fuerte. No obstante, una vez te comprometes, sueles ser fiel.

Cuando finalmente te estableces, quieres que todo siga siendo interesante y emocionante. Harás lo que sea para evitar el aburrimiento que tan inaguantable te resulta. Buscas tiempo para vacaciones o actividades sin tu pareja, especialmente si vuestros intereses no coinciden. Recuerda que cuanto te marches debes decirle a tu pareja adonde vas y que pronto regresarás.

La zona erógena de Sagitario está tradicionalmente asociada a las caderas y los muslos. La parte interior de los muslos puede resultarte extremadamente erótica si se le acarician.

Una excelente manera de que sientas la conexión con tu propio cuerpo es un masaje. Pídele a tu pareja que empiece por la cadera y los muslos. Te excitará tanto que probablemente no habrá tiempo para mucho más.

Sagitario disfruta realmente flirteando y seduciendo. Tu espíritu libre y deportivo se deleita con la emoción de la cacería. Flirtear con alguien que hayas conocido por casualidad puede acabar rápidamente en un encuentro apasionado en la cama, aunque no siempre. A veces, simplemente tratas de ponerle un poco de sal a la vida... y practicar para la próxima ocasión.

Te gustan las relaciones sexuales poco complicadas, con mucha emoción. La aburrida rutina no está hecha para ti. Todo lo que te permita salir de la cotidianidad es bienvenida. Necesitas generar emoción, por lo que la innovación, las salidas de fin de semana y los juegos sexys te proporcionarán nuevos placeres. Si tu pareja es inteligente, siempre se reservará algo para los días monótonos.

Tu pareja ideal debe ser espontánea: debe divertirse, poder hablar de muchas cosas, estar dispuesta a viajar contigo y a superar alegremente cualquier obstáculo que ello implique, y practicar los deportes y juegos que tanto te gustan. En otras palabras, la pareja ideal debe mantener tu emoción e interés continuamente.

No eres un signo especialmente físico, aunque te gusta la variedad. Así pues, para variar, un masaje o un revolcón en la bañera, con agua caliente, puede hacerte vibrar.

Lo que más te desagrada es tener que seguir una rutina fija; en seguida te aburres. Por tanto, una pareja que tenga preferencias sexuales destacadas y que fija; en seguida te aburres. Por tanto, una pareja que tenga preferencias sexuales destacadas y que fije un patrón de estimulación previa te resultará muy poco apasionante.

No puedes soportar que tu pareja no sea honesta o que tergiverse las cosas, aunque personalmente también desfiguras la verdad si crees que te evitarás problemas. Necesitas saber en que situación estás. Los signos que se hacen de rogar demasiado, pronto descubrirás que los has abandonado por una nueva aventura.

Sagitario es un signo muy reservado por eso no te gusta que tu pareja haga demostraciones físicas en público. Los besos profundos y demasiados abrazos en público te averguenzan. En privado, te parece bien, pero no te gusta exhibir tu afecto ante extraños. Tampoco te gusta que tu pareja te exija demasiado tiempo. Desde el punto de vista de un Sagitario, hay muchas cosas más interesantes que hacer... casi siempre.

Sagitario es un signo animado e imaginativo, pero no pasa demasiado tiempo fantaseando: prefiere la realidad. Quizás te guste imaginar lo que ocurrirá cuando hayas contestado ese nuevo objetivo tan sexi o plantear como lo celebrarás, pero sólo dedicas unos minutos a pensarlo y no horas como harían otros signos.

Sagitario, está vinculado a los caballos. Una de las fantasías más frecuentes implica caballos, establos y montones de paja. A pesar de ello, quizás seas uno de esos Sagitarios que prefieren apostar por un caballo en lugar de fantasear sobre el escenario que les rodea. La mayoría de los Sagitario ya saben que la paja suele meterse en los lugares más inadecuados y estropea el momento (sería un progreso poder imaginar que la paja no rasca no pica).
A todos los Sagitario les gusta viajar. Una fantasía excelente sería montar en un avión rumbo a los mares del sur.

Los Sagitario disfrutan del sexo al aire libre. Te gustan los espacios abiertos y las actividades energéticas. Así pues, no hay duda de que tienes tus lugares favoritos para el sexo, con colinas, bosques, riachuelos y soleadas praderas.

Si buscas más comodidad, ¿qué te parece una cabaña en el bosque? ¿Y un magnífico compartimento en el Orient Express? ¿O un tren que atraviese bosques de todas las tonalidades? ¿O tu jet privado? Estos lugares difícilmente superarán un sitio caluroso y exótico, a menos que se trate de una pareja de interés cultural o arquitectónico... de hecho, cualquier sitio lejos de casa.

A los Sagitario les gustan las aventuras breves y los matrimonios duraderos. Terminarás las relaciones de la forma más suave posible, aunque siendo un signo de fuego, puede que la separación vaya acompañada de rayos y truenos. No te asusta decir lo que piensas y si a tu pareja no le gusta, pues bien, lo discutirás y luego te marcharás.

Tus aventuras tienden a durar muy poco, pero cuando te casas o adquieres un compromiso en la relación, te esfuerzas para que funcione. Das lo mejor de ti y si no funciona, no guardas rencores. Según tu opinión, la mejor separación es la que permite que seáis muy buenos amigos, con recuerdos felices.

Géminis, tu signo opuesto, posee una delicadeza de tacto de la que tu, como Sagitario careces. Tu tendencia a dejarte llevar por el entusiasmo y a profundizar en los temas que te interesan pueden conducirte a una intensidad peculiar y a decir literalmente lo que piensas. De Géminis puedes aprender de ser más sutil y a matizar las cosas. Géminis tiene la habilidad de bailar con ligereza sobre la superficie de la vida.

Se ha descrito a Tina Turner como la <<energía pura en minifalda>>. Famosa por sus enérgicas actuaciones y su poderosa voz para el soul, su ascendente Leo representa lo que es a ojos de todo el mundo: una estrella que lo ha tenido todo. Sin embargo, la historia personal de tina Turner refleja la faceta negativa de las relaciones amorosas de Sagitario.

Se casó a los 17 años con su compañero de grupo, Ike Turner, y tuvo cuatro hijos con él. Durante 16 años le pegó, la humilló y abusó de ella. A pesar de que aman la libertad, a veces los Sagitario quedan atrapados en este tipo de situación.

Tina Turner le abandonó con 36 centavos en el bolsillo y sus cuatro hijos. Durante seis años subsistió gracias los bonos de comida y a los trabajos que encontró. Siguiendo la línea típica de Sagitario, superó la desgracia gracias a su fe budista.

Hizo su reaparición, propia de Sagitario como solista. Ha pasado gran parte de su vida en la carrera y ha expresado a la perfección su personalidad apasionada y sensual con su música. Encontró una nueva pareja, el director ejecutivo de su discográfica, mucho más joven que ella.

El título original de la película sobre su vida, rodada en 1993, es muy adecuado: ¿Qué tiene que ver el amor con todo esto? Se trata de un epitafio perfecto para un Sagitario atormentada que confundió el deseo con el amor verdadero.

REGALOS INDICADOS
REGALOS INDICADOS

Un fin de semana largo.
Una entrada para un festival de rock
Apuestas a una carrera de caballos
El jardín perfumado. Inscripción en un club deportivo.
Ropa informal de buena calidad
Mapas plastificados
Maletas


GESTOS ROMANTICOS
AFRODISIACOS

Un billete de avión a cualquier parte.
Libros de viajes.
Viajes
Objetos exóticos
Yohimba
Helados.

imagen
CAPRICORNIO

A PESAR DE SU SENSUALIDAD TERRENAL, LOS CAPRICORNIO SON CAUTELOSOS CON LA PASION CARNAL. PREFIEREN ESPERAR A ENCONTRAR LA PAREJA ADECUADA: SE TOMAN EL AMOR EN SERIO. DE JOVENES SON MUY SOBRIOS, PERO CUANDO MADURAN SURGE LA CABRA LASCIVA QUE ASCIENDE A LA MONTAÑA DEL DESEO.

La combinación de la cualidad cardinal con el elemento de tierra te confieren una formalidad constante y un gran sentido de deber, y son los responsables de tu aproximación cautelosa a los asuntos carnales. El elemento cardinal ansía poner la situación en marcha. Así pues, tu impulso sexual es poderoso y firme. Sin embargo, la tierra es negativa y te retiene, otorgándote un enorme control sobre tu libido. A muchos Capricornio el sexo les pone nerviosos; creen que está mal a causa, en parte, del estricto Saturno (a menudo representado por los padres) y, en parte, de las separación propia del elemento tierra que experimentan entre su cuerpo y sus sentimientos sexuales.

El dilema entre la cualidad cardinal y el elemento tierra es el causante de tu carácter serio y tu incapacidad para expresar las emociones. Cuando hacer el amor, prefieres expresarte con sonidos más que con palabras. Como signo negativo, necesitas que exista un intercambio de sentimientos, pero como signo de tierra, te inhibes a la hora de mostrar tus sentimientos. Los ruidos guturales y los suspiros son un compromiso aceptable.

A pesar de tu carácter sombrío, una cualidad te salva: un irónico sentido del humor. Muchos signos aprecian también tu perseverancia paciente y tu apoyo práctico.

La influencia de Saturno hace que parezcas mayor antes de haber sido joven. Bajo su influencia experimentas un proceso de envejecimiento invertido. De joven, te toman la vida en serio. Eres más prudente de lo normal a tu edad y a menudo sientes que llevas una carga. Pero cuando maduras, te acostumbras a la prudencia y experimentas un sentimiento de alivio.

Saturno es un planeta cauto. A menos que estés seguro de tu pareja, es improbable que se produzca un encuentro sexual. Sin embargo, eres paciente y puedes esperar a la persona adecuada. Cuando conoces a una posible pareja, te aproximas a ella de manera muy formal. Lo planeas minuciosamente y casi nunca dejas llevar por la pasión. Bajo la influencia de Saturno, ¡pobre del amante que sea tan desconsiderado como para sufrir un arrebato en el momento inadecuado! A menos que tengas a otros planetas en signos más vitales que compensen la situación, es probable que caigas en una reducida rutina sexual.

Existen tres tipos de Capricornio. En primer lugar, la cabra doméstica. Te complace encontrar una relación y establecerte. Dentro de dicha relación, tu impulso sexual se mostrará fuerte y constante. No te marcar metas lejanas ni buscas comprensión mútua.

El segundo tipo es la cabra montés, determinada a triunfar. Quieres una pareja con una posición que pueda ayudarte a llegar a la cima. Tienes poco tiempo para la introspección o para preguntarte la razón de las cosas. A pesar de todo lo que has alcanzado, no te sientes realizado.

Y por último, la introspectiva cabra marina. Te mueves entre el mundo exterior y el mundo interior del subconsciente receptivo. Quieres llegar a comprender el funcionamiento de la psique. Con tu percepción e intuición identificas lo que necesitas para realizarte y buscas una pareja que pueda ayudarte a conseguirlo.

Capricornio se enamora lentamente. La atracción se va reforzando, crece la confianza mútua y finalmente te das cuenta de que has enamorado profundamente. Una vez te has comprometido, muestras una lealtad inamovible hacia tu pareja. Seas hombre o mujer, te esfuerzas enormemente en cuidar a tu pareja y le ofreces apoyo incondicional en todo lo que hace.

Te resulta difícil mostrar tu afecto abiertamente. El sexo está bien, puedes dejarte llevar en el marco de una relación establecida. Sin embargo, te cuesta expresar cotidianamente tu afecto. Te resulta difícil manejar tus propias emociones y aún más las de los demás. Tu pareja debe entender que ello es fruto de tu miedo a las emociones, no de tu falta de sentimientos. Te atemoriza dejarte arrastrar por la emoción. Simplemente no sabes cómo actuar. Tampoco te resulta fácil expresar cómo te sientes. Te distancias de tus emociones, y volcarte en ellas, incluso cuando son de felicidad, te parece poco natural. Tu carácter estoico te obliga a controlar los sentimiento. Te resulta más cómodo hacer un regalo, que decir <<te quiero>>.

Hay una diferencia considerable entre los hombres y mujeres de tu signo. A las mujeres les es más fácil ser introspectivas e identificar sus necesidades emocionales para llegar a realizarse. Las relaciones les producen satisfacción y el sexo y la sensualidad forman parte de todo el paquete. Intentan comprender la parte emocional, receptiva y sentimental de su ser.

La mayoría de hombres Capricornio no se sienten a gusto con su faceta receptiva y pasiva. Quieren expresar su energía cardinal; quieres ser ese <<emprendedor>> que desea realizar conquistas sexuales o que posee una gran ambición profesional. Cuando sus necesidades sexuales y sus sentimientos les obligan a mirar en su interior, se sienten en territorio extraño.

Tradicionalmente, Capricornio rige las rodillas. Las caricias en la parte posterior de esta zona pueden ser orgásmicas. Para muchos Capricornio, el estómago, las manos y los antebrazos son también erógenos. Los masajes suaves en dichas partes pueden excitarte rápidamente.

Te gusta el ritual del cortejo forma. Una presentación adecuada y la primera cita son importantes. Te gusta la formalidad de una cena en un restaurante y sólo aceptas o invitas a un café en casa después de varias citas.

Lo que más le gusta a Capricornio es tener un firme control... sobre sí mismo y sobre los acontecimientos. Te aterra abandonarte a la pasión y por eso quieres ir a tu ritmo. Tardas mucho tiempo en llegar a confiar en tu pareja. Dicha confianza va creciendo lentamente, primero debéis conoceros. Cuando te sientes seguro, te lanzas a la exploración física..... o como dijo un Capricornio, despliegas tus inhibiciones. Siempre quieres tomarte tiempo para hacer el amor; las prisas te ponen nervioso y te quitan las ganas.

Te gusta expresar tus sentimientos abrazando a tu pareja. No se trata del abrazo sentimental de Cáncer, sino de crear un espacio seguro en el que os podáis experimentar mutuamente. El abrazo es una expresión de confianza. Necesitas que tu pareja entienda que no se trata sólo de un estadio preliminar que debe completarse con la máxima rapidez. Para ti, es un hito importante en la relación.

Los regalos seleccionados cuidadosamente o los gestos cuidados de tu pareja te harán sentir que te aman más que las palabras u otros actos físicos.

Dado que quieres mantener el control, te disgusta que te den prisas o que fuercen al sexo. Tampoco te gusta el sexo furtivo ni las aventuras pasajeras, aunque muy de vez en cuando puedes ceder a una arrebato de deseo.

Muchos Capricornio expresan su aversión al contacto sexual si su pareja se sitúa detrás. No se sienten implicados y creen que su pareja está satisfaciendo un impulso más que expresando afecto o amor hacia ellos. Para ti, se trata de <<sexo distanciado>>. Tú quieres hacer el amor.

Teniendo en cuenta tu introspección, es probable que poseas un rica imaginación, aunque no lo admitirás. Es un secreto muy bien guardado y tú valoras tu intimidad. Tus fantasías no son necesariamente sexuales. Dado tu deseo de alcanzar la cima, quizás tus fantasías se centren en aspiraciones profesionales o formas de ganar dinero. Sin embargo, cuando fantaseas sobre sexo, el resultado son encuentros apasionado y terrenales.

Así pues, el despacho presidencial de una multinacional con un asistente con bueno disposición (naturalmente, la mujer Capricornio tiene ayudantes masculinos) o la mesa de la sala de juntas te atraen enormemente. (Este sueños siempre llega tras el de llegar a ser presidente de una multinacional).

Puesto que la fantasía te proporciona la oportunidad e probar algo distinto, quizás imagines que te dejes llevar por un deseo incontrolado, o que te rindes ante la pasión irrefrenable de otra persona.

El entorno para tus citas amorosas debe tener un aire de lijo comedido. Una suite en el ático de un hotel de cinco estrellas puntúa muy alto en las estimaciones de un Capricornio. Un hotel colonial o rural, o un club exclusivo en una isla privada también se ajustan a tus perspectivas. Siempre que el ambiente sea agradable y el servicio de primer clase, tus expectativas quedarán satisfechas.

Para los Capricornio más prosaicos y prácticos, hacerlo encima de la tabla de planchar puede ser suficientemente excitante. Pero para las aventureras cabras montesas, no hay buen fuego y una vista impresionante. Es una de las ocasiones en que Capricornio abandonará toda su cautela y se lanzará sobre la mullida alfombra frente al fuego para una noche de pasión.

Puesto que afrontas las relaciones ocasionales dubitativamente, es probable que abandones al primer signo de que la situación no cumple tus expectativas.

En las relaciones con compromiso muestras más tu conservadurismo. Valoras el deber y la responsabilidad y estarás al lado de tu pareja en todo, salvo en circunstancias muy excepcionales. Así pues, te resulta muy difícil dejar una relación. Eres muy reticente a marcharte y harás todo lo posible para reparar las grietas. Te sientes obligado a permanecer, sobre todo si tienes familia. Si llegas a separarte, será una ruptura permanente.

Cuando lo único que queda de la relación es el nombre, quizás tengas un amante discreto. De lo contrario, sueles ser leal y fiel. Si tu pareja tiene una aventura, puede que la perdones (no lo olvidarás fácilmente) pero querrás que la relación continúe, especialmente si estáis casado y sobre todo si tenéis hijos.

Tu signo opuesto, Cáncer, es mucho más emocional que tú. Puedes aprender de él a no temer tus emociones y tus instintos. Si aceptas la parte de tu naturaleza vulnerable emocionalmente (la polaridad negativa), no necesitarás defenderte con tanto esfuerzo de tus sentimientos y de los demás. También puedes aprender a sentirte bine con tu aspecto protector y receptivo.

Cáncer también pude mostrarte cómo apartar tu autoritarismo saturino y mitigar tu fuerza interior con la compasión.

El sha Yahan fue el emperador mongol que construyó el Taj Mahal. Aunque era el tercero en sucesión, quería llegar a la cima. Se casó con la sobrina de la mujer favorita de su padre, y gracias a este muestra clara del nepotismo propio de Capricornio, ganó influencias en la corte. El apoyo de un tío, le garantizó el trono tras la muerte de su padre. A continuación, Yahan mató a sus hermanos: Capricornio puede ser implacable en su lucha por el poder.

Cuando su mujer favorita, Muntz Mahal, murió de parto, hizo construir el Taj Mahal en memoria suya. Este bello edifico constituía la expresión de su dolor y de sus deseos para su querida alma inmortal. Era la madre de 14 de sus hijos, habían sido inseparables durante 17 años, le había acompañado en sus campañas militares y le había aconsejado en política estatal. Muntaz quería que el mundo supiera de su inmenso amor.

El Taj Mahal tardó 22 años en ser construido. Su esplendor y su coste se vieron incrementados por exquisitos relieves en mármol e incrustaciones de piedras semipreciosas. El sha Yahan quería construir un mausoleo gemelo, en negro, para su tumba. Pero una de sus hijos se hizo con el poder, mató a sus hermanos y encerró al sha donde pudiera contemplar el panteón de su esposa durante el resto de su vida. Su hija favorita fue encarcelada con él. Incluso bajo unas circunstancias tan difíciles, floreció el amor. Laa hija se enamoró desesperadamente de un joven poeta. Los sorprendieron en flagrante delito y el poeta fue despellejado vivo hasta que murió.


REGALOS INDICADOS
REGALOS ADECUADOS

Una caja de oporto
Un maletín de ejecutivo de piel
Dinero
CD's de música clásica
Caprichos para ejecutivos. Fragancias clásicas con bella presentación.
El Satiricón encuadernado a mano en piel.
Joyas antiguas



GESTOS ROMANTICOS
AFRODISIACOS

Una gran alfombra de piel de cabra o de oso
Una visita al Taj Mahal. Dinero
Uniformes
Caviar
Un buen vino

imagen
ACUARIO

COMO ACUARIO, VALORES TU INDEPENDENCIA Y DESEAS HACER LAS COSAS A TU PROPIO Y SINGULAR ESTILO. MUCHOS DE TUS ENCUENTROS SEXUALES SE PRODUCEN EN TU IMAGINACION. AUNQUE TE INTERESA LA HUMANIDAD EN CONJUNTO, CUANDO SE TRATA DE ACERCARTE A LAS PERSONAS INDIVIDUALMENTE, TE DESORIENTANS. EL AMOR TE CONFUNDE.

Perteneces a un signo que defiende la conciencia global, es decir, sientes que eres parte del conjunto de la humanidad y, por eso, centrar tu atención en una sola persona no te resulta fácil. Te gustaría contemplar al mundo desde arriba.

La combinación signo de aire fijo es contradictoria. El aire desea ser libre, soplar en cualquier dirección. El elemento fijo es prudente y prefiere permanecer en un lugar conocido. El resultado es que estableces una rutina, pero ésta es rebelde y no sigue el ritmo del resto de la humanidad. Haces las cosas de forma distinta, incluso si ello va en contra de tus propios intereses. Como los demás signos de aire, estás muy desconectado de tus emociones.

Urano es tu planeta co-regente, por eso siempre vas por delante de los demás: existe una nueva moda sexual, tú ya lo has probado y te dispone a seguir explorando mientras el resto del mundo aún intenta captarla. A otros signos les resulta difícil entender tu excentricidad surrealista, y a ti, a veces te resulta difícil comprender tus propias reacciones, especialmente las amorosas; te debates entre la contradicción de desear una relación y al mismo tiempo experimentar un sentimiento de desapego. Tu necesidad aérea de espacio es enorme, pero tu carácter fijo desea establecerse. Cuando abordas a alguien con la intensión de seducirlo, tus dos facetas luchan por imponerse entre sí. Oscilas entre los polos de atención y la repulsión. Tienes una aventura breve y luego te separas. Sueles practicar el sexo ocasional, hasta que encuentres a alguien que te ayuda a establecerte.

Saturno y Urano son tus regentes. Se trata de una combinación difícil, puesto que ambos planetas son totalmente opuestos. Representan el dilema entre la libertad y el compromiso. No es de sorprender pues que el sexo y las relaciones te confundan. Saturno te advierte <<no, no te atrevas>>, mientras que Urano grita <<adelante>>.

Rebosas amor y paz aunque a un ritmo distinto de los demás, debido a las extrañas energías de Urano. Puede que despiertes a una nueva pareja sin saber si a ocurrido algo o no: Acuario es así. Saturno es tu regente tradicional, por eso debes permanecer dentro de unos límites y ajustarte a las expectativas de la sociedad. Ello le resulto imposible a Urano, rebelde por naturaleza, este conflicto te carga de energía que intentas canalizar desesperadamente. Una forma de hacerlo sería a través del sexo, pero Saturno no lo aprueba. Tus signo inventó en amor libre, aunque no sabe que hacer con él.

La influencia de Urano hace que seas un libre pensador revolucionario, imaginativo y perverso. Cuando apartas tus inhibiciones saturninas y Urano toma las riendas, tu tendencia al sexo pervertido puede chocar a signos más convencionales (hipnotizados por tu elegancia aunque tu frialdad les confunde). Tu energía magnética te permite rozar con el dedo a tu pareja y electrizarla. De la misma forma puedes construir una valla mental a tu alrededor y dejar a los demás al otro lado. Necesitas espacio e intimidad, una dicotomía completa. Paradójicamente, cuando encuentras a la pareja compatible, eres muy fiel (influencia de Saturno) y destinas toda tu originalidad a mantener vida la relación sexual.

Una parte de ti quiere intimidar (Saturno), y la otra quiere ser libre (Urano), eres el portador de agua y amas a la humanidad, pero no sientes tus propias emociones. Son algo aparte, para estudiar o entender intelectualmente, pero evidentemente, eso no es compatible con la intimidad. Para alcanzarla, debes conectar contigo mismo y con otra persona. Es parte del desafío que debes afrontar con Acuario.

La faceta aérea y uraniana de tu carácter le teme un poco al amor, el compromiso te resulta abrumador, aunque sea lo que desea tu faceta fija y saturnina. Así pues, cuando te enamoras por primera vez, sientes cierta turbación. A pesar de que quizás a sido tú quien a propuesto una cita inmediatamente, esperas a que tu pareja se comprometa primero; al fin y al cabo, arriesgarse no tiene sentido. Cuando finalmente te decides a comprometerte, lo haces paso a paso. Los Acuarios no os lanzáis de cabeza.

A la faceta fija de tu carácter le gusta enamorarse. Después de todos esos conflictos internos, establecerte supone un alivio. Entonces das paso a una faceta sorprendentemente romántica y quizás incluso aprendas a mostrar tu afecto físicamente bajo la experta tutela de la pareja apropiada. Te complacerá dar una salida periódica a tu poderoso impulso sexual y es poco probable que seas infiel, a menos que las cosas vayan muy mal con tu pareja.

A Acuario le gusta la idea de un compañero espiritual. Alguien con quien te lleves bien, que haga tu vida perfecta. Sin duda, acabarás descubriendo que un alma gemela no es siempre así, pero entonces te habrás enamorado tanto que no te importará.

Cuando te comprometes, eres fiel y leal. Tu pareja debe ofrecerte espacio personal y la libertad para dedicarte a otros intereses. Si lo haces, es poco probable que le seas infiel. Si la relación te resulta demasiado intensa emocionalmente, puede que desconectes durante un tiempo, pero solo mentalmente, cuando la presión disminuya, volverás.

Acuario rige las pantorrillas y los tobillos, por tanto, las caricias leves en esta áreas pueden resultarle muy eróticas. Como los demás signos de aire, te molesta todo lo que sea rudo.

Un ligero masaje con aceites sensuales constituye un regalo especial, al igual que las caricias en todo el cuerpo. Si tu pareja sabe hacerlo suavemente, sentirás éxtasis de placer.

Acuario es un signo amante de la libertad que necesita mucho espacio. Si te lo concede, disfrutas del cortejo y del matrimonio; siempre que tengas tiempo para tus intereses. Una pareja que comparta la variedad de tus actividades te hará sentir bien. En especial, necesita a alguien que esté en tu sintonía y que desista de las exigencias físicas en los momentos intelectuales. La compatibilidad mental es mucho más importante que los sentimientos compartidos. Aunque deseas que tu pareja disfrute del sexo físico contigo, excesivas exigencias carnales hacen que te recluyan mentalmente. Tampoco te sientes cómodo con las escenas emocionales. Así pues, una pareja que haga las cosas fáciles y que sea afectuosa de forma suave, especialmente en público, tendrá tu aprobación.

Te gusta hacer las cosas a tu manera poco convencional y sin interferencias. Cualquiera que intente hacer que te conformes, fracasará. Tu testarudez puede ser extrema. Sabes lo que te gusta y te aferras a ello.

Te disgusta profundamente que te importunen, te critiquen y o te digan lo que debes hacer. Es probable que solo consigan que hagas exactamente lo contrario.

También odias sentirte confinado. Las restricciones, según tu opinión, son para quebrantarlas. Aunque en una relación eres leal por naturaleza, una pareja posesiva te hará escapar. No puedes soportar a las personas que usan restricciones físicas en los juegos sexuales. Incluso el peso de tu pareja oprimiéndote puede ser excesivo.

Acuario posee una viva e imaginativa fantasía. Como signo de aire, tiendes a vivir en tu mente, por lo que tus sueños y las fantasías son naturales en ti. Tu mente es innovadora y pocas veces repites una fantasía. Aunque tu carácter fijo puede recurrir a un par de sueños favoritos.

Te gusta experimentar y la fantasía es una manera de poder acudir a un escenario pervertido sin escandalizar demasiado a tu pareja (aunque probablemente querrás ponerlo en practica más adelante).

Los Acuarios no pertenecen exactamente al planeta Tierra. Tus fantasías podrían recurrir a tramas extraterrestres con paisajes fantásticos. A la mayoría de los Acuario les fascina la idea de la vida en el espacio exterior, por eso la escenas alienígenas son comunes. Tergiversas las historias de abducciones y llegas a imaginar que te encuentras a un extraterrestre para llevar a cabo tus experimentos sexuales. O incluso mejor: un grupo de extraterrestres.

Los delfines también tienen una gran conexión con Acuario. Empiezas nadando con ellos y a partir de ahí sigues avanzando.

¿Tu paraje favorito? Bueno, podrías embriagarte sexualmente Stonehenge o en cualquier otro antiguo lugar sagrado: pirámides, círculos de piedras. Rodeado de cristales y velas, evidentemente, esperas abrir las puertas a otro mundo. Y luego está esa nave extraterrestre.

O esa plantación de marihuana en Turquia o Afganistan, y los fumaderos de opio en Asia. Otro planeta. De hecho, cualquier sitio que te lleve lejos de este.

O bien tienes una aventura breve o encuentras a la pareja de tu vida. Para ti, entro los dos extremos no hay casi nada. Tus planetas co-regentes, te ofrecen dos posibilidades para dejar una relación. La forma en que rompas depende del planeta más influyente en ese momento. Y del tiempo que hayas estado negando que existe un problema. Tu carácter fijo tiende a ignorar las dificultades emocionales hasta que te resulta intolerables.

Saturno es reticente a romper y se aferra hasta el último momento. Este planeta se siente muy ligado por el deber; es como llevar arrastrando una cadena con una bola de hierro. Ello hace que quieras seguir en el pasado y que rompas de forma muy lenta. Urano quiere romper abruptamente. Es el planeta de los cataclismos repentinos. Bajo su influencia, abandonas todo lo que pertenece al pasado. Te marchar y empiezas desde cero.

Leo, tu signo opuesto, es abierto, afectuoso e infantil en el sexo. De Leo puedes aprender a relajarte, lo cual aporta diversión a tu vida amorosa y disipa algo tus reservas. Cuando te diviertas, tu distanciamiento disminuye. Así pues, Leo también te enseña qué es la intimidad.

Yoko Ono, una famosa amante Acuario, procedía de un entorno poco usual. Su familia japonesa tenía contactos culturales con Occidente. Su nombre, <<hija del océano>>, significa la hija de aquel que está lejos. Su padre vivía en Occidente y ella no le vio durante sus primeros tres años de vida. Entonces, toda la familia se mudó a EEUU, aunque conservó su casa en Japón. Aunque pertenece a una raza que hace hincapié en le respeto a toda convención cultural, en su país de adopción fue diferente. Esta diferencia se evidencia en la carrera que escogió: artista de vanguardia.

Conoció a John Lennon en una de sus exposiciones artísticas. Como su regente Urano, podía irradiar magia. John Lennon creyó que había conocido a un genio como él, la personificación de todos sus sueños. El resto del mundo sólo veía a una mujer extraña de melena descuidada; él veía a su <<princesa oriental>>. Se casaron a pesar de que <<intelectualmente no creemos en el matrimonio, pero no se ama sólo intelectualmente>>. A los pocos días pasaron la famosa semana en la cama a favor de la paz en Amsterdam. La paz es un concepto Libra (Lennon), pero la forma de promocionarla era puramente Acuario, así es sagaz y está muy por delante de cualquier moda. Yoko Ono sabía cómo usar su unión y cómo utilizar a la prensa mundial para conseguir la máxima publicidad.

Aunque estaban casados, Yoko Ono, es un estilo puramente Acuario, estaba decidida a seguir siendo ella misma. Tras la ruptura de los Beatles, ella y John vivieron en EEUU y trabajaron en los extraños y extravagantes ruidos de Yoko que ella dominaba <<música>>, su <<artes>>. Pero al nacer su hijo, Yoko asumió el papel masculino en la relación. Se hizo cargo de su imperio mientras John atendía al bebé en casa. A Acuario le encanta ser diferente.

REGALOS ADECUADOS
REGALOS ADECUADOS

Entradas para una discoteca hasta la madrugada
Una gran geoda de amatista
Antioxidantes para un año entero
La inscripción para un chat de Internet
Una caja de vino de cultivo biológico
Un videófono
La moda del año que viene este año. Joyería étnica
Libros de las últimas tendencias sobre las relaciones
Un viaje a Bali


AFRODISIACOS
Marihuana
Incienso
Pintura corporal
Música tecno-rock



imagen
PISCIS

CUANDO PISCIS SE ENAMORA, SE PIERDE EN UN SUEÑO EXTATICO, Y DADO QUE PARA PISCIS SEXO Y AMOR SON LO MISMO, EL SEXO SE CONVIERTE EN UNA BELLA FANTASIA. QUIERES FUNDIRTE CON TU PAREJA EN UN SOLO SER. TU CARACTER FLUIDO, SEDUCTOR Y ROMANTICO NO DISTINGUE LIMITES ENTRE TU Y LA PERSONA QUE AMAS. SIN EMBARGO, MUY A MENUDO, EL SUEÑO RESULTA SER MERA ILUSION.

Piscis es un romántico incurable para quien el amor y el sexo van entrelazados. Para entregarte al sexo debes enamorarte. Y si te enamoras, evidentemente practicas el sexo. Los dos aspectos confluyen y se unen como los peces de tu símbolo.

Inicialmente, tu pareja sexual creerá que la relación es la materialización de un sueño, puesto que eres un amante poético y lírico. A causa de tu carácter fluido y la inclinación a vivir en un mundo de fantasía, te conviertes en lo que tu amante desea. Cada vez que te enamoras (o deseas, para ti es lo mismo), crees haber encontrado el amor de tu vida. Le confieres cuerpo y alma a la persona amada bajo la influencia del elemento mutable de agua. Sin embargo, los sueños pueden convertirse fácilmente en pesadillas cuando por fin te das cuenta de que no todo es lo que parecía y que la ilusión se hace añicos. Desenredarte te resulta casi imposible, te implicas tanto que resulta difícil liberarte.

Tu carácter acuático te confiere una profunda intuición y solidaridad hacia los deseos ocultos de tu pareja. Sabes lo que piensa y siente, intuyes sus necesidades sexuales y reaccionas a ellas instintivamente. Tu mayor expectativa sexual es fundirte con la otra persona. Te implicas tanto en las relaciones que a menudo olvidas tu persona en tu deseo de convertirte en un solo ser. Como signo mutable de agua, no tiene límites. Puedes diluirte tanto que tu pareja creerá que no hay nada concreto a lo que agarrarse. Eres el signo de agua más fluido y necesitas una pareja para canalizar tus energías profundamente emocionales en una salida sexual, para volver a tu persona, aunque temes la separación que ello conlleva

El irrealista Piscis tiene la habilidad de escoger siempre la pareja más inadecuada y de convertirse rápidamente en una víctima voluntaria del amor. Normalmente ocurre lo siguiente: <<no puede negarme, el/la pobre necesitaba tanto amor>>; o: <<es tan maravilloso, estamos hechos el uno para el otro. Es lo que he buscado toda mi vida. Estoy tan enamorado>>. Te has enganchado; es la influencia de Neptuno, el planeta de la mayor unión mística. También representa las ilusiones y desilusiones, los sueños y las decepciones. Neptuno oculta la verdad y bajo su influencia eres impresionable y anhelas esa unión mística que sabes que existirá si encuentras a la persona adecuada. Tu habilidad para ver claramente cómo es una persona se esfuma bajo la mirada hipnótica de Neptuno. A menudo, tus esperanzas no son más que miopía.

Tu co-regente Júpiter hincha tus esperanzas y tu optimismo. Con el impulso de Júpiter vuelas de una relación a otra, siempre con la convicción que la última es el amor perfecto que estás buscando. Júpiter hace que te enamores locamente una y otra vez y te permite saltar a una nueva relación cuando la ilusión se desmorona. Pero un día Júpiter ganará y toda la magnificencia del amor será para ti. Neptuno te lleva a la unión mística y por fin sientes que has llegado a casa, a tu hogar.

Tu símbolo son los dos peces nadando en direcciones contrarias. Como signo mutable, Piscis tiene un carácter dual; fluyes hacia donde te lleven las aguas de la emoción. A menudo, las dos partes de tu naturaleza te arrastran en direcciones opuestas y no puedes resistirte.

Como signo dual, no te resulta un problema mantener dos relaciones al mismo tiempo. Así pues, no eres una buena pareja para los signos que exigen lealtad. En tu opinión, hay suficiente amor para repartir. Una aventura extramatrimonial no significa que ames menos a tu pareja, aunque ésta quizás no lo vez del mismo modo. Para ti, todo es parte de amor.

Cuando Piscis se enamora, lo ve todo de color de rosa. Contemplas el mundo a través de una precisa neblina. Todo es maravilloso, perfecto; lo que habías soñado siempre. Te encanta enamorarte. A tu carácter romántico le complacen enormemente los simples rituales del cortejo: las cartas de amor, las flores, los regalos Cuando el cortejo te lleva al matrimonio, el romance no se detiene. Te deleita organizar citas que mantengan viva el aura de misterio y romance. Sin embargo, puedes acabar dependiendo excesivamente de tu pareja y llegar a olvidarte de ti mismo ene l proceso de enamorarte. Piscis puede convertirse fácilmente en una víctima del amor.

Lo sacrificarás todo por la persona amada. Necesitas desesperadamente sentir que te necesitan, por eso te atraen las personas vulnerables y las que buscan ayuda. Desgraciadamente, tu profundo deseo de enamorarte puede cegarte ante las debilidades de aquellos en los que confías. Te enamoras indiscriminadamente y luego culpas a tu pareja de lo que no te percataste o de aquello que pensabas que superarías si tu amor era lo bastante fuerte. Deseas profundamente complacer a tu amante. Ello, junto a la necesidad abrumadora de no herir los sentimientos de tu pareja, te impide cumplir tus promesas. Primero aceptas sin dudarlo, sin pensarlo. Prometerás el mundo si piensas que con ello harás feliz a alguien. Pero cuando eres incapaz de mantener esa promesa, sencillamente esperas que lo habrán olvidado, que desaparecerá de algún modo. Pocas veces llegas a dar explicaciones, puesto que eres incapaz de afrontar la desilusión que refleja el rostro de tu pareja. Como resultado, tu pareja se siente más decepcionada y herida que si no le hubieses prometido nada.

No perteneces a un signo fiel. Tu blando corazón y tu romántico carácter se sienten atraídos por las aventuras amorosas. Dejar una relación te resulta tan difícil que no esperas a terminar con un amor antes de iniciar otro.

La zona erótica de Piscis son los pies. Te encanta que te los acaricien, que te den masajes, o simplemente que te los sujeten; y que te chupen los dedos te sume en un delirio salvaje. Los zapatos puedes convertirse en un fetiche; tocarlos y olerlos te excita.

A causa de tu carácter fluido, no siempre sabes exactamente lo que te gusta, ni te resulta fácil expresar tus necesidades sexuales. Esperas que tu pareja las intuya y las lleve a cabo. Entonces puedes decir <<si, es exactamente lo que quería>>, o <<no, no me gusta>>, aunque probablemente no expresarás esta última opinión en voz alta. Así pues, accedes voluntariamente a las sugerencias y fantasías de los demás. Tiene tendencia convertirte en la víctima de sus antojos, aunque a menudo descubres cosas sobre tu persona: lo que te gusta y disgusta de la vida.

Algo que sin duda te gusta es el romance. Eres adicto a la rutina de los corazones y las flores. Respondes a un amante que te susurra palabras de amor al oído, que te recita poemas eróticos o amorosos y que alaba tu belleza. Un lugar de ensueño, poca iluminación, velas, vino, música de fondo adecuada todo te predispone. Entonces puedes explorar preferencias físicas a través del tacto y de aromas sensuales.

También disfrutas haciendo realidad tus fantasías, cuanto más eróticas y sensuales, mejor. Te encenderá una pareja que se sumerja por completo contigo en este mundo de imaginación.

Te desagrada todo aquello que te lleva bruscamente a la realidad. Todo lo rudo y vulgar interrumpe desagradablemente tu mundo de fantasías. No disfrutas en absoluto de tener que enfrentarte a la realidad cotidiana, ni de asumir responsabilidades o sentir que te obligan. Te escabullirás siempre que puedas. Te sientes culpable de tu escapismo y odias afrontar las consecuencias de tus acciones. Ya sufres bastante angustia interior; si tu pareja quiere una confrontación, te zambullirás en otra dirección.

Tiene una vívida y rica imaginación y a menudo crees que tus fantasías son más reales que el mundo exterior. Tiendes a vivir una vida de <<si pudiera.>>, soñando constantemente en lo que podría ser e imaginando la relación perfecta. No sorprende, pues, que la vida cotidiana no esté a la altura de tus sueños y que las relaciones que inicias con tantas esperanzas no cumplan las fantasías promesas que imaginaste.

Dado que habitas en un paisaje interior de fantasía, algunos de tus sueños no pertenece a este mundo. Te sumerges en la mística y la magia. Sientes atracción por el reino de las hadas o por el mundo submarino.

Pero también creas tu propio escenario fantástico. Más de un Piscis ha descrito el episodio de los gránulos de azúcar, la nata montada y la gelatina en el baño. Aparentemente, la gelatina verde resulta muy sensual cuando se disuelve en agua caliente y luego se la deja solidificar representa el océano con el que tanto te identificas. Luego resulta difícil disolverla de nuevo, pero un Piscis emprendedor usa el baño de un hotel y deja que la camarera lo limpie todo después.

A Piscis le encanta el agua y los lugares románticos. Así pues, una suite en un transatlántico de lujo, o en un crucero por el Indico o las islas menos conocidas de Caribe serían ideales. De no ser así, cualquier lugar cercano al agua, especialmente el océano. Puesto que tienes algo de gitano, ¿por qué no una caravana zíngara en el sur de Irlanda o un restaurante romántico con violinista húngaro incluido?

Piscis tiene tendencias a aferrarse al pasado y a los amantes. En realidad, nunca acaba de romper los vínculos, por lo que las relaciones siguen y siguen, sin llegar a terminar nunca. No hay nada que le guste tanto a Piscis como encontrar a un viejo amor y volver a encender la llama de la pasión, por lo menos temporalmente.

Tu vínculo con tus amantes está tan arraigado que te resulta doloroso liberarte. Les dejas, pero regresar una y otra vez. La idea de herir pero regresas una y otra vez. La ida de herir los sentimientos de los demás, especialmente de aquellos a quien has amado, es más de lo que puedes soportar. Por eso monas una comedia y finges que sigues amando mucho después de que ese amor se haya esfumado. Si has sufrido una desilusión, conservaras la esperanza de que todo termine arreglándose.

Si finalmente decides marcharte, probablemente lo harás sin decir una palabra. A Piscis le disgustan enormemente las escenas, a menos que él sea el coreógrafo.

Virgo, tu signo opuesto, es el más crítico de todo el zodíaco. Virgo examina las cosas desde todos los ángulos posibles antes de tomar una decisión, y se asegura de que conoce todos los hechos. Cuando ha analizado todas las posibilidades, Virgo se decide por la más práctica. Esta es una gran habilidad que Piscis debería adquirir. Puede ahorrarte horas de sufrimiento cuando tus ilusiones se desmoronan porque fuiste incapaz de ver lo que era obvio para los demás. Cultiva la energía de Virgo para contrarrestar tu credulidad.

La actriz Elizabeth Taylor ha tenido tantos maridos que es difícil no perder la cuenta. Incluso se ha casado dos veces con el mismo, algo típico de su signo astral, Piscis.

Cuando se casó por primera vez, a los 18 años, le susurró a su madre <<Ahora Nick y yo seremos una sola persona, para siempre>>. Se divorciaron a los ocho meses. Su siguiente marido declaró a la prensa <<Elizabeth quieres casarse con alguien que la quiera y la proteja>>. Cuando su tercer marido murió en un accidente aéreo, quedó destrozada. A continuación, se vio recluida en el papel de una provocativa seductora que había destrozado el matrimonio ideal: su matrimonio con Eddie Fisher fue un escándalo sexual.

Cuando rodaba Cleopatra con Richard Burton, un magnético Escorpio, los espectadores casi podían sentir la electricidad que irradiaba su relación. Fue uno de los romances más sonados y prolongados de la historia de Hollywood.

Antes de conocer a Elizabeth Taylor, Burton había declarado: <<esos grandes y sufridos romances capaces de acabar con reinos y transformar vidas enteras apenas existe>>. Más tarde afirmó que si tuviese que hacerlo, se enfrentaría por <<el bien de sus familias>>. Se unieron de nuevo, se casaron, se separaron, y volvieron a casarse y a divorciarse. Burton tenía un grave problema con la bebida y el bando corazón de Piscis no podían negarse. Cuando se separaron, Elizabeth tuvo que enfrentarse a sus propias adicciones. Ha tenido varios maridos más. Como alguien dijo una vez, <<para Elizabeth, el amor siempre significa matrimonio>>. Una visión de la vida típicamente Piscis.

REGALOS ADECUADOS
REGALOS ADECUADOS

Velas al por mayor
Una pulcera de platino para el tobillo.
Zapatos hechos a mano
Una bola de cristal. Una caja de champaña
Rosas rojas
Poesía romántica
Una anillo de boda


GESTOS ROMANTICOS
AFRODISIACOS

Sábanas de satén Alcohol
Ostras
Nues moscada
Canciones de amor



imagen